Toro tuvo una espectacular caída en la segunda carrera y se lesionó

05 Mar 2018

“No podían creer que estaba sólo con una bolsa de hielo en el tobillo”, le dijo a LG Deportiva César Toro. Es una de las situaciones que contó, ya entre risas, el papá de Lautaro Toro, el único tucumano que compitió en el MXGP Patagonia Argentina, que se corrió en Villa La Angostura (Neuquén).

Sucede que después del accidente que el alderetense tuvo en la segunda manga de carrera era difícil creer que el saldo físico fue sólo un esguince leve del tobillo derecho. “Él dice que dio dos vueltas en el aire. Que tuvo la sensación de salir catapultado de la moto”, describió papá Toro.

“La sacó barata”, también se escuchó por la zona de la carpa de Toro, instalada en el circuito Patagonia Race Track, que por cuarta vez recibió a una fecha del calendario mundial. “Venía muy fuerte cuando se cayó”, contó Tomás Cobos. El piloto de motocross vivió todo el fin de semana, su sueño como el calificó, en Villa La Angostura, y fue testigo del enorme triunfo en la última vuelta de la MX1 del holandés Jeffrey Herlings. En las redes sociales se alertaba de lo que había pasado con Toro. “Está bien sólo fue un golpe en el tobillo”, le puso calma a la situación Cobos cuando LG Deportiva se comunicó con él, que vio el momento del accidente.

Precisamente, fue en uno de los puntos más populares del trazado donde Toro cayó. Si bien en los circuitos de motocross, sobre todo en el Campeonato Argentino, el público suele apostarse en los saltos, la pista de Villa La Angostura ofrece una variedad de obstáculos que no son usuales en los trazados del país y, por lo tanto, son puntos acertados para ubicar al público en las tribunas. La sección rítmica de olas es por demás atractiva, ya que el piloto demuestra su destreza pasando a gran velocidad sobre pequeñas lomas. “Esa parte estaba a mitad de la vuelta, había una bandeja con público. Los saltos son espectaculares, pero el oleaje les costó a todos”, remarcó Toro.

“Renegué toda la tarde con un sector de olas”, decía 24 horas antes Lautaro. Fue ahí donde el piloto de la Kawasaki 250 cedió tiempo e intentó ganar posiciones en la segunda manga de carrera. “Con el cartel que mostraba que quedaban dos vueltas se dio el golpazo”, describió Toro.

Guillermo García, otro experimentado del motocross tucumano, también estuvo en la pista y dijo: “el nivel de los extranjeros es altísimo. En general, en Argentina estamos a años luz de ellos”, analizó.

Toro emprendía viaje en la madrugada hacia La Rioja, donde está su equipo. Allí se evaluará la condición del tobillo. “Él piensa que antes de caer al piso, dio con el manubrio y ahí se produjo el golpe”, explicó el papá del piloto. De acuerdo a los exámenes médicos, se confirmará si correrá en la primera fecha del Argentino en Córdoba el próximo fin de semana.

Comentarios