China reforma su constitución y da a Xi la reelección sin tope

Hasta ahora, los presidentes sólo pueden gobernar por dos mandatos: en total, 10 años Los críticos advierten que el Gobierno abandonó el pragmatismo que adquiere un peligroso estilo autocrático

05 Mar 2018
1

“EMPERADOR XI”. Los críticos del líder comunista, de 64 años, aseguran que acumuló tanto poder como Mao. reuters

PEKÍN.- Cuando el Congreso Nacional del Pueblo se reúna hoy para dar inicio al evento político anual más importante de China, el presidente Xi Jinping alcanzará un inédito grado de poder. Al final de la reunión, que se extenderá por dos semanas, los casi 3.000 delegados habrán aceptado todas las propuestas que se le hayan presentado.

En forma inesperada, la agencia estatal de noticias Xinhua anunció que el Congreso Nacional del Pueblo aprobará la eliminación del artículo de la Constitución que establece que el presidente sólo puede cumplir dos mandatos consecutivos, es decir, un máximo de diez años. Si se elimina esta cláusula, Xi Jinping podría gobernar de por vida.

“Ahora China también tiene un Putin”, escribió un descontento usuario de Internet aún no descubierto por los estrictos censores. El término “Emperador Xi” se reproduce en las redes.

Desde que fuera electo hace cinco años, Xi, de 64 años, ha acumulado un grado de poder tan sólo equiparable con el del fundador de la República Popular China, Mao Tse-tung.

Según observadores críticos, China ha retrocedido políticamente desde que Xi llegó al poder. En lugar de pragmatismo y reformas económicas, se impusieron la lealtad a la línea oficial, la economía estatal y la supremacía del Partido Comunista.

Xi está luchando contra la corrupción. Pero no sólo aparta a los funcionarios corruptos, sino también a los opositores políticos. Los críticos advierten un estilo de Gobierno autocrático.

“Todo el sistema está experimentando un cambio sin precedentes. Toda la sociedad está sacudida”, advierte el historiador Zhang Lifan. El profesor Willy Lam, de Hong Kong, alerta incluso sobre un “regreso a la época de Mao, en el solo un hombre decide sobre el destino de 1.400 millones de chinos”.

En las últimas décadas, la edad de retiro “no escrita” para los líderes chinos fue de 68 años. Y los dos anteriores presidentes dejaron el cargo tras 10 años repartidos en dos mandatos: Jiang Zemin (1993-2003) y Hu Jintao (2003-2013).

El Congreso también analizará el presupuesto militar y el nuevo objetivo de crecimiento para la economía como muestra de la firmeza del presidente.

Además de reelegirlo para un segundo mandato, también se garantizará el puesto del primer ministro para Li Keqiang, mientras que los rumores hablan de Wang Qishan para vice. Este hombre de 69 años, que era el principal aladid contra la corrupción y asesor cercano de Xi, se retiró por su edad, pero, según fuentes del partido, no quiere perder su influencia. (DPA)

En Esta Nota

China Xi Jinping
Comentarios