No juntan la caca de sus perros, pero nadie los sanciona

Aunque en la capital existe una ordenanza que obliga a los dueños de canes a recoger las deposiciones, esta no se aplica. Quejas en la plaza San Martín.

04 Mar 2018

MASCOTAS EN LA VÍA PÚBLICA

Como dueño responsable, debés:
■   Desparasitar  tu perro según las indicaciones del veterinario.
■   Tener al día el calendario de vacunas.
■   Llevar una bolsa en cada salida a los espacios públicos para recolectar las deyecciones de tu perro.
■   Sacar a pasear tu peroro con correa y collar para que impedir que ande por todos lados y se contagie de parásitos de otros caninos.

> Como dueño responsable, debés:
■   Desparasitar  tu perro según las indicaciones del veterinario.
■   Tener al día el calendario de vacunas.
■   Llevar una bolsa en cada salida a los espacios públicos para recolectar las deyecciones de tu perro.
■   Sacar a pasear tu perro con correa y collar para que impedir que ande por todos lados y se contagie de parásitos de otros caninos.


A la mañana, a la siesta, a la tarde, a la noche se los puede ver caminando, corriendo, jugando con otros canes o con sus dueños. En la mayoría de los casos, son las mascotas que viven en departamentos a los alrededores de las principales plazas de la ciudad y salen a dar una vuelta para ejercitarse y socializar.

Pero la invasión de los perros en los espacios públicos trae consigo una problemática que incide en la salud pública y en la contaminación ambiental porque la mayoría de los propietarios y los paseadores de canes que no levantan las deposiciones de los espacios públicos.

“Hace cinco minutos atrás, un perro hizo la caca en un cantero redondo y la dueña ni se dio por aludida”, relata Cristian, un vecino que va muy seguido a la Plaza San Martín junto con sus dos hijos pequeños y su esposa Sofía. “Yo le decía a mi señora ¿qué le cuesta levantar lo que hizo su perro? Lo sacás a la plaza para que haga sus necesidades y ¿por eso no vas a tener responsabilidad?”, agrega enojado. “Considero que tendría que haber alguien que se fije en esas cosas. Porque si yo voy y le pido que levante lo que hizo su mascota va a ser para discutir. Seguro que lo primero que me dice es qué no me meta” concluye Cristian.

“Los chicos andan de aquí para allá y levantan las cosas del piso, tocan, se meten los dedos en la boca. Es un peligro porque sabemos que pueden contraer enfermedades”, explica Sofía, mientras controla con la mirada el paradero de sus pequeños. Gabriel Acuña, que es personal trainer, comenta que va a la plaza de lunes a viernes por la tarde: “no hay un sólo día que no esté minado”.

“Debo buscar dónde está limpio para poner los materiales de trabajo. Si no encuentro lugar, no me queda otra que agarrar una bolsa, levantar y tirar a la basura las heces de los perros a pesar de no ser su dueño”, remarca Gabriel. “No sé qué le cuesta al dueño levantar lo que hace su perro”, concluye y aclara que los únicos a los que vio hacerse cargo de los excrementos fue a los paseadores de animales.

Desagradable momento

Ezequiel Laguna y Agustina Ocon caminan por la plaza buscando dónde poner su manta para pasar la tarde conversando y tomando mates. Cuentan que no hace mucho tiempo una amiga en común sufrió un desafortunado accidente al sentarse en el césped sin fijarse con anterioridad si estaba limpio.“Se sentó encima de caca de perro, y estaba tan avergonzada que no podía levantarse e irse”, resume Ezequiel.

“La gente tiene esa equivocada concepción de que las heces de sus perros sirven para abonar la tierra o que se degrada y desaparece; pero nada que ver. Si venís con tu can a la plaza levantá lo que hace. Que sea un espacio público no te quita la responsabilidad”, define con vehemencia.

Cristina Romero y Silvia Diez, fueron a la plaza a tomar mates y llevaron a sus hijas para que paseen en patines. Tuvieron que hacer el picnic en un banco porque en el pasto había varios “regalos desagradables”.

“La mayoría de los dueños de perros mira para otro lado cuando su mascota hace sus necesidades. Hay quienes levantan pero son pocos”, detalla Cristina. “Debería existir un placero que supervise a los propietarios de mascotas. Ya pasó qué un pitbull mordió a un niño, y los dueños del perro, al ver lo sucedido, huyeron de la plaza. Necesitamos que se tome conciencia de los peligros”, subraya.

“Llevo todos los días a pasear a mis dos perros, vivimos en un departamento así que es vital sacarlos. Traigo mi bolsita para levantar siempre y lo hago principalmente porque a mí me molesta muchísimo cuando piso o quiero sentarme en el pasto y no se puede”, comenta Lourdes Berenguer. “Este es mi granito de arena y deberían ponerlo en práctica todas las personas, no sólo los dueños de animales. Porque está muy sucio y debemos ser más responsables al respecto. Como Lourdes, Lucía que es paseadora de perros, hace hincapié en la tenencia responsable de las mascotas: “hay personas que no levantan las deposiciones porque dicen que se degrada; y hay quienes los dejan sueltos y no controlan dónde hacen sus necesidades”, enumera. “Yo recojo lo que hacen en la vereda y en el pasto. Porque se trata de respetar al otro. La mayoría de las personas no caminamos mirando al piso. Además hay que pensar en la cantidad de caca que hay en los espacios públicos de perros con dueños y sin dueño. Podríamos hacer de la plaza un lugar más limpio entre todos...”, señala la paseadora.

Ordenanza municipal

La ordenanza municipal 4.832 fue sancionada en 2.016 y obliga a los propietarios, tenedores o paseadores de perros que transiten por el espacio público a recoger las deposiciones de sus animales ya sea en una bolsa, con un papel o un cartón. Y quién no lo hiciera puede ser multado.

La ordenanza también indica que debería colocarse en los paseos públicos y en las calles un dispensadores de bolsas y un contenedor específico para depositar la caca. Sin embargo, la ordenanza no se aplica.

“El proyecto fue aprobado, pero no se tomó ninguna medida hasta el momento”, informa Roberto Ávila, concejal capitalino y autor del proyecto. “El municipio estuvo trabajando en otras prioridades. Pero este año empezaremos con la concientización y difusión de la norma. Si hay dinero, podríamos hacer pruebas piloto en las principales plazas de la ciudad colocando dispensadores de bolsas y cestos de basura especiales. Buscaré concretar los puntos de la ordenanza 4.832 porque es un tema importante que atenta contra el medio ambiente y la salud de todos los ciudadanos”, finaliza el concejal.

Comentarios