Cartas de lectores

02 Mar 2018
1

CANTOS DE SIRENA Y DOCENCIA

Las conversaciones no avanzaban. Autoridades provinciales esperaban una reunión con funcionarios del Ministerio del Interior. Mauricio Macri, como los sistemas de alarmas, monitorea, desde su central, la negociación nacional salarial docente. “Se espera que la Casa Rosada, a su vez, también realice un sondeo acerca del porcentaje propuesto por cada gobernador para el aumento a los estatales” (LA GACETA). No quiere, en su reporte, ningún evento que altere la pauta del 15%. Esperan, en realidad, el desenlace salarial de María Eugenia Vidal con la combativa docencia de provincia de Buenos Aires. No incluye, el concepto, al burócrata sindical Roberto Baradel. Ofrece un 15% en tres tramos. Un reconocimiento anual de $ 6.000 -$ 500 por mes- para los maestros con asistencia perfecta. Como parte de una agenda nacional. Despidos, tope paritario, eliminación de cláusulas gatillo y reforma laboral. ¿Y el gobierno provincial? Adoptar, según pacto fiscal, la hoja de ruta del nacional. Presentismo. Fue rechazado, en Buenos Aires, porque obliga “sí o sí a los docentes a concurrir a las escuelas cuando estén enfermos. Si bien hay algunas excepciones, no podemos aceptar esta propuesta”. Aunque el gobierno bonaerense informó que el 2 de marzo (hoy) pagará $ 4.500 de reconocimiento por presentimos de 2017”. El Frente Gremial Docente ilusiona a los maestros con cantos de sirenas. ¿Qué son los cantos de sirenas? Un discurso con palabras agradables y convincentes, pero que esconden alguna seducción o engaño. Se viralizó, en estos días, un audio sobre una asamblea de delegados escolares realizada en ATEP. Aclararon sobre el ítem estrategia territorial. Se habría pagado hasta febrero de 2014. Proveniente del Fondo Compensador Docente. Cambió de nombre; ahora se llamaría material didáctico y capacitación. La cláusula gatillo -1,8%- correspondiente a diciembre 2017 y enero 2018. Nuevo nomenclador. El cargo testigo, jornada simple, aumenta 10 puntos (paritaria anterior). El régimen previsional no se toca. Sigue el incentivo docente ($ 1.200 congelado), equivalente a $ 5.000. La ART sigue protegiendo una hora antes y después del trabajo. Exigieron paritarias sin piso ni techo y que no afecte la reforma laboral. Se declararon en alerta constante. Paros para el 5 y 6 marzo. Novedades para el Día Internacional de la Mujer. La situación docente, por supuesto, es más seria que la edulcorada realidad presentada por ATEP. Los gobiernos, con la docencia, intentan un cambio en la “cultura de una época”. Dirimir quién se queda con el gobierno del sistema educativo bonaerense: si el ejecutivo provincial o los sindicatos. Batalla cultural, le gusta decir al ministro de Educación nacional. ¿El nudo del problema? Vidal sueña con un mundo sin sindicatos. Vaciarlos como herramienta de lucha. Ctera es una conquista histórica de la docencia. Con una larga lista de desaparecidos y asesinados por la dictadura militar. Como Isauro Arancibia de Tucumán, Marina Vilte de Salta, Requena de Córdoba o Alfredo Bravo, a quien se logró salvar, luego de su secuestro, con una gran campaña de solidaridad. ATEP no está a la altura de las circunstancias. Su dirigencia no ha votado un plan de lucha, sólo dos paros aislados.

Pedro Pablo Verasaluse

[email protected]


ABORTO (I)

¿Aborto legal? Para quienes defendemos el derecho de los animales a la vida, la despenalización completa del aborto implica un permiso de ejecución de toda forma de vida que no sea considerada “persona” (feto humano incluido). Muchos de los defensores del aborto libre (curiosamente hombres) desconocen que en los países en donde esta práctica es legalmente permitida (más allá de un nivel de educación social mucho más avanzado y de que el “sexo” no sea tabú, como lo sigue siendo en nuestro país en donde la educación y prevención es deficiente o nula), existen leyes que defienden y protegen a la vida animal, algo que no ocurre en la Argentina. En un país autóctonamente cruel como el nuestro, en donde las escasas leyes de protección no se respetan, en donde el lucro con la vida del otro es bandera económica y orgullo nacional, la despenalización de tan controvertida práctica promete menos protección y más abuso sobre todas las especies, la humana incluida. Sólo si alguno de ustedes ha hecho propia una forma de vida que respete el derecho a vivir de todos los otros podrá comprenderme, de lo contrario estarán leyendo a una idealista escribiendo estupideces. Sepan pues que algunos de esos raros personajes que no admiten la muerte evitable aún existimos.

Karina Zerillo Cazzaro

[email protected]


ABORTO (II)

Por accidente, por la fuerza, el destino o por un Dios que me pensó desde la eternidad, en todos los casos mi padre y mi madre tuvieron un papel determinante para que hoy pueda estar escribiendo. Su intervención fue fundamental, única y última necesaria para nacer. De no ser la naturaleza, solo una (in)humana intervención (aborto, interrupción legal del embarazo/asesinato o como quieran llamarlo) hubiera logrado interponerse entre ese momento y mi nacimiento (cuando ya nadie se hubiera atrevido a llamarme no humano). No alcanzo a comprender la importancia de determinar en cuál de las etapas que atravesé, mi sistema nervioso, mi cerebro o mi corazón comenzaron a funcionar. Para negarme la existencia hubiera dado lo mismo que hubieran “intervenido” cuando era cigoto, un conjunto de células, embrión, feto de 4, 6 o 14 semanas o al nacer. Digámoslo claro: para poder nacer, no existe diferencia alguna entre el minuto uno y el noveno mes, solo matando esa vida la detenemos: al principio, al medio o al final. No importa si es legal, no importan las estadísticas, ni los motivos, ni las intenciones. Se trata de quitar la vida. Para quienes leen esta carta sólo queda ser agradecidos y sentirse privilegiados que nadie haya resuelto interponerse en alguna etapa de su desarrollo, entre su “yo embrión” y su “yo actual”.

Lucas Manuel Maggio

[email protected]


ABORTO (III)

Si bien es cierto que cuando se legisla a favor de una acción tan polémica como la de abortar, se está tomando parte por una postura humana -o antihumana- y religiosa, creo que anterior al planteo sobre si se debe o no despenalizar el aborto, deberíamos debatir lo que significa la ley para esta sociedad. Acostumbrados a manejarnos en los márgenes más disparatados de las legislaciones, desde reformular la Constitución hasta estacionar en doble fila como si nada, hemos convertido a las leyes universales y necesarias en instancias de un profundo relativismo; y lo veremos al ciudadano argentino standard construyendo y destruyendo leyes como lo quiso Protágoras: como medida de todas las cosas. Volviendo al planteo del comienzo, el aborto está prohibido; pero,quiero preguntarle a la sociedad: ¿se realizan abortos? ¿nadie lo sabe? Las estadísticas nos dicen que las cifras son alarmantes y sólo de vez en cuando se denuncia algún espacio de clandestinidad que es clausurado. ¿No hay abortos en sanatorios privados? ¿o sí los hay? Si se despenaliza el aborto, ¿cambiarán las estadísticas o se blanquearán? He leído varias cartas en esta sección, de contenido religioso y con citas bíblicas impecables, pero creo que huelga decir que los fariseos tenían leyes y las conocían, pero no las cumplían porque no les convenía. ¡Y las tenían escritas en sus vestiduras! Ojalá esta sociedad, un tanto fariseica, aborde el problema de raíz y no gaste la energía elaborando leyes que, estén o no estén, producen el mismo resultado, porque cada hombre es la medida de la verdad en medio de una sociedad que comete todos los días alucinantes barbaries en nombre de Cristo. No al aborto, y también no a la hipocresía social que quiere legislar para legitimar lo que se viene haciendo y se hará, con ley o sin ley.

Graciela Jatib

[email protected]


CALLE MENDOZA

Todos los que vivimos en la zona oeste de la ciudad durante años, esperamos que nos liberen del “cinturón de hierro” que nos dificultaba el ingreso al centro de Tucumán. Cuando por fin, después de 20 o 30 años se habilitaron los túneles por debajo de las vías del ferrocarril, nos sentimos aliviados tanto para dirigirnos a la zona del centro por calle Mendoza y regresar por calle Córdoba, atravesando dichos túneles y así evitar la zona de plazoleta Mitre y el puente Sarmiento, eternamente congestionados. Ahora bien, no sé con qué criterio las autoridades municipales prolongaron la circulación de este a oeste de calle Mendoza hasta Catamarca, logrando poner un tapón a la circulación del túnel por Mendoza. Espero que revean dicha medida.

Adriano Ianiero

[email protected]

Comentarios