Nueva historia para el origen de la Luna

01 Mar 2018

La mayoría de los científicos cree que la Luna se originó hace unos 4.500 millones de años, como resultado del impacto de un cuerpo del tamaño de Marte, llamado Theia, contra la Tierra. Pero un nuevo estudio, liderado por las universidades de California Davis y Harvard, cuenta una historia diferente, publicada en el “Journal of Geophysical Research: Planets”.

Si bien reconoce episodios de colisión, afirma que la Luna surgió en el interior de la Tierra cuando esta era una hirviente nube de roca vaporizada que giraba alrededor de sí misma.

Rosquilla cósmica

Se trata de un nuevo tipo de objeto planetario (llamado synestia), propuesto recientemente por los mismos autores: unas rosquillas cósmicas gigantescas, hasta 10 veces el tamaño de la Tierra, pero de poca duración, tal vez solo cientos de años. Se encogen rápidamente a medida que irradian calor, lo que hace que el vapor de roca se condense en líquido y finalmente colapse en un planeta fundido.

“Nuestro modelo comienza con una colisión que forma una synestia”, explica Simon Lock, investigador de Harvard. “La Luna se formó dentro de la Tierra vaporizada a temperaturas de entre 2.200ºC y 3.300ºC, y a presiones de decenas de atmósferas”, añade, según publica el diario español ABC.

Lluvia de roca

Una vez que se formó la synestia terrestre, los trozos de roca fundida lanzados en órbita durante el impacto formaron la semilla de la Luna justo en el centro de la estructura, afirma la nueva versión de la historia selenita. La roca de silicato vaporizado se condensó en la superficie de la rosquilla y llovió sobre la protoluna, mientras que la synestia terrestre se reducía gradualmente.

“Con el tiempo, toda la estructura se contrajo y la Luna emergió del vapor. Entonces toda la ‘synestia’ se condensó y lo que quedó es una bola de roca líquida que finalmente formó la Tierra tal como la conocemos hoy”, añade. Todo el proceso sucedió notablemente rápido: la Luna emergió en unas pocas decenas de años y la Tierra se formó aproximadamente 1.000 años más tarde.

Comentarios