Cartas de lectores

27 Feb 2018

COLONIZACIÓN JUDICIAL

A los muy claros, informados y contundentes conceptos que se leen en las columnas de Álvaro Aurane (LA GACETA 23/02) e Irene Benito (LA GACETA 26/02), análisis de un periodismo encumbrado en lo más alto de su misión esclarecedora, quiero sumar una referencia. Una de las causas del despoblamiento de jueces y fiscales puede encontrarse sin esfuerzo investigativo sólo con leer LA GACETA del día 09 de mayo de 2008: “Alientan la jubilación de jueces provinciales - Prorrogan el plazo para pedir préstamos a la Caja destinados a cancelar deudas con la Anses”. El ex gobernador, José Alperovich, el de los tres mandatos seguidos gracias al consentimiento expreso de un fallo de la Corte, de última hora, ya en el año 2008 decidió vaciar todo lo que pudiese la nómina de jueces y fiscales para… ya se supone para qué: colonizar (un término en boga en el deshilachado sistema de la República). A una justicia, que venía padeciendo espacios en blanco en juzgados y fiscalías, se le agravó la situación a conciencia del gobernante, del titular del Poder Ejecutivo. Había que tener el máximo de jueces y fiscales con la suficiente cuota de sometimiento al poder, al otro poder, de tal suerte que los asuntos litigiosos en que pudiera verse comprometido el ejercicio del poder o los intereses de algunos de sus integrantes o de parientes y/o amigos. Hay que decirlo con todas las letras: era necesario crear tales inmunidades que pudiesen asegurar impunidades. Con sólo analizar someramente las decisiones del ex gobernador sobre los sistemas de selección de jueces mientras ejercía el Ejecutivo, se advierte la vocación y la necesidad de que, a toda costa, había que colonizar el Poder Judicial. Y la mejor ocurrencia fue ofrecerles préstamos blandos de la Caja Popular de Ahorros para que pudieran pagar diferencias con la Anses invitando a jueces y fiscales a jubilarse. Insisto: no es necesario ahondar en investigaciones y supuestos: Alperovich hizo todo lo posible para vaciar el Poder Judicial independiente, para instalar un sistema de autoprotección. Hoy, las consecuencias, a la vista. Y, para ahondar aún más en el concepto que pretende poner de manifiesto el abuso del poder por parte del antecesor de Juan Manzur, es necesario recordar aquella expresión de Alperovich, flanqueado por Manzur y Osvaldo Jaldo, integrantes de la fórmula oficialista, frente al Palacio de Tribunales mientras la Corte dirimía la cuestión de las elecciones de 2015: “No somos mansos”, a voz en cuello gritaba Alperovich señalando al edificio de Tribunales, desde Plaza Irigoyen donde se realizaba la vigilia de los seguidores políticos. Claro que ningún fiscal se hubiera animado a denunciarlo por apología del crimen previsto en el art. 213 del Código Penal Argentino. Alguien imagina, ¿qué hubiera ocurrido si el fallo de la Corte hubiese sido confirmado el dictamen de la Cámara Contencioso Administrativo que declaró nula las elecciones? Yo sí. Y me asustó esa posibilidad.

Carlos Duguech

[email protected]


INSEGURIDAD

¿Tucumán es zona liberada? Es la sensación que me invade ante la creciente ola de inseguridad en nuestra ciudad. Al ser la seguridad uno de los servicios esenciales que el Estado debe brindar a los ciudadanos, tenemos el derecho de exigirla a nuestras autoridades. Urge la adopción de medidas para neutralizar la acción de los delincuentes que se desplazan en motos y que, con increíble alevosía e impunidad, atacando transeúntes y rompiendo vidrios de autos incluso en pleno centro, están minando nuestro bienestar material y sobre todo psicológico, pues estamos viviendo a la defensiva, en un estado de alerta constante, cada vez que salimos a la calle o conducimos nuestro auto. Si las autoridades provinciales no pueden o no saben cómo revertir el actual estado de cosas, por favor, soliciten asistencia a organismos nacionales u otras provincias que hayan podido resolver o atenuar el problema. No podemos esperar más. Estamos extenuados.

Ana Lía Toledo

[email protected]


ABORTO I

Se trata por todos los medios la cuestión del aborto. Hay posiciones a favor y en contra. Sin embargo, al menos no escuché, nadie reparó que ese embarazo no solo pertenece a la madre, sino que también tiene un padre que lo ha concebido. Legalizado o no, el aborto puede convertirse en una decisión unipersonal, por cuanto el padre quizás no sepa de la actitud secreta tomada por su esposa, ó pareja. Esto puede traer planteos judiciales, estudios complejos, problemas psicológicos, etc. Creo que este tema merece ser resuelto mediante un plebiscito obligatorio y vinculante. Los legisladores no pueden obrar en consecuencia de su opinión personal, ya que representan a quienes los votaron, y entre ellos puede haber divergencias. ¡Cuidado!, esto es muy delicado y complejo. Desde ya yo digo, personalmente “No” a esta práctica, y lo hago desde mi posición de agnóstico, de modo tal que no tiene ninguna connotación ligada a las religiones.

Ramón Humberto Acosta

San Martín 303
Lules


ABORTO II

Una vez más, la inapelable voz de monseñor Jorge Aguer, ha puesto las cosas en blanco y negro, señalando la contradicción del presidente, Mauricio Macri, que siendo católico, egresado del colegio Cardenal Newman y de la Universidad Católica Argentina (UCA), avala el tratamiento legislativo de la aberrante despenalización del aborto, paso previo a su legalización, es decir a que la Argentina, Nación bendecida por Dios y la Virgen, fundada y sostenida sobre el amor salvífico de la Cruz de Cristo, se convierta en otro campo de exterminio “legal” de niños por nacer, como lo es ya gran parte de Europa y Estados Unidos, donde impera la “Cultura de la Muerte”, denunciada por San Juan Pablo II. Aguer acusa a Macri y a Cambiemos de carecer de principios morales y atentar contra el orden natural, típico accionar del liberalismo, que también queda expuesto en los lineamientos políticos, económicos y culturales de su gobierno. Pero, ante declaraciones de ministros macristas que, con igual incoherencia, sostienen la defensa de la vida mientras apoyan la irrupción parlamentaria del tema, aparece nítidamente el patrón común de la obsecuencia a órdenes de poderes mundiales que se van imponiendo a cualquier costo. Las mismas órdenes que también obedecía el kirchnerismo, burlándose, otra vez, del rotundo legado nacional y cristiano del peronismo histórico.

Arturo Arroyo

[email protected]


¿CIVILIZACIÓN O BARBARIE?

Hace unos días, tuve la desagradable experiencia de esperar, junto a familiares y compañeros, que un joven saliera de rendir su ultima materia para graduarse. Por lo general, evito estar en graduaciones y despedidas de solteros. Violencias reprimidas se desatan en estos festejos y no quiero sufrir, como espectadora, con los desmanes que hacen de este momento feliz un padecimiento innecesario. Pero en esta ocasión debía estar o estar, así que allí fui. Nunca imaginé lo que viviría. Además de harina, témpera, huevos y esas cosas, se azotó al recién egresado hasta lastimarlo. Los huevos estaban hervidos o congelados. Le arrojaron materia fecal. Se le quitaron las pocas prendas que aún colgaban de su cuerpo, y se envolvió el torso y brazos con papel film. No alcanzaba a entender el propósito de tal medida. Hasta que vi el tremendo empujón que le dieron. Sin posibilidades de amortiguar el golpe por estar maniatado, cayó al piso y por segundos que me parecieron siglos, quedó sin moverse. ¡Qué angustia! Ni siquiera el personal de seguridad apostado cerca intervino. Y tuvimos que hacerlo los adultos, obviamente duramente criticados. ¿ Y si no reaccionaba? Y si teníamos que lamentar otro desenlace, ¿quien asumía la culpa? Esto pasa, no sabía que tan horrendamente. Sociedad enferma y sin límites. ¿Qué queremos para nuestro país, civilización o barbarie?

María Estela López Chehin

[email protected]


SE CAYÓ EL ÁRBOL PELIGROSO

Hace aproximadamente cinco años, se publicó una carta de mi autoría titulada “Un árbol peligroso”, por la presencia de un árbol con esas características frente a mi casa en calle Crisóstomo Álvarez al 3.200, y a los pocos días la Municipalidad, desde la Dirección de Parques y Jardines, tomó la posta y le hizo un “raleo” al árbol. Hoy, a cinco años del “raleo”, volvieron a crecer las ramas y se cayó una parte del árbol (tiene 100 años de vida), causando daño a los vecinos de la cuadra: cables de electricidad, teléfono, cables de TV, y la peor parte cayó sobre la vivienda de un vecino, destrozando una pared, el portón de entrada y la columna que portaba todos los cables. Espero que los vientos y lluvias no lo terminen de voltear definitivamente, un árbol de casi 25 metros de altura, totalmente hueco. Enviamos fotografías a un ingeniero de EDET, quien luego de informar llegaron al lugar en una hora, con una escuadrilla, para talar este árbol. Las fotos también las enviamos a la Dirección de Espacios Verdes de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán a fin de que tomen cartas de un asunto prioritario. Estamos a la espera de recibir respuesta en forma urgente. Un aparte para agradecer a EDET por la premura en asistirnos. El personal y su cuadrilla trabajaron hasta las 24 horas de ese día, para llevar soluciones y reconectar el servicio.

Julio Argentino Gómez

julioargentino[email protected]


CALLES Y AVENIDAS

Con la excusa de que la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT) no repara las calles y avenidas donde realiza trabajos, el municipio capitalino dirigido por el intendente, Germán Alfaro, abandonó el mantenimiento de las arterias de la ciudad. Invito a los concejales y autoridades de las reparticiones competentes a circular y tomar nota de mi queja. Los pozos que se encuentran en avenidas como Sarmiento y Salta son peligrosos. Uno de ellos destruyó la cubierta de mi auto y por suerte no ocurrió un accidente. La intersección de las avenidas Belgrano y Ejército del Norte es otro caos, y así puedo nombrar también todos los baches que se crean por el parche de brea que se colocó a los costados de la platabandas. Insisto en que era provisorio todo el maquillaje de la ciudad que se realizó para el Bicentenario de la Declaración de la Independencia en nuestra provincia. Los vecinos de San Miguel de Tucumán exigimos, por medio del pago al día de nuestros impuestos, que usted señor Intendente cumpla.

Williams Fanlo

[email protected]

Comentarios