Fingieron su muerte para saber quién los amenazaba y descubrieron que se trataba de su propio hijo

La Policía de la ciudad rusa de Sochi llevó a cabo un plan con la intervención de un falso sicario para dar con el autor intelectual.

24 Feb 2018
1

Imagen ilustrativa. ARCHIVO

Una pareja rusa fingió y fotografió su muerte por pedido de la Policía para descubrir quién era la persona que los amenazaba. Después de concretar la trampa para el asesino, descubrieron que era su propio hijo de 22 años quien quería matarlos.

La intención del chico, el mayor de los hijos del matrimonio, era cobrar la herencia que le correspondía. Si bien tenía los planes listos, él mismo cometió el error que lo condenó: le reveló los planes a un amigo.

Al enterarse de la idea, el joven acudió a la Policía de la ciudad de Sochi, en Rusia, para avisar del presunto acto criminal. Para tirar abajo la amenaza de muerte, los efectivos le pidieron a la familia que recrearan su asesinato, previo a la contratación de un falso sicario que cerró un “trato” por tres millones de rublos (unos US$53.000).

El cliente del asesino “contratado” le informó sobre la ubicación de las habitaciones de la casa, la ubicación de las cámaras de video vigilancia, el perro existente y otras circunstancias. También le dio el cuchillo de caza "asesino" y los medios de conspiración.

Una vez tomadas las imágenes de los presuntos cadáveres, el autor intelectual del crimen múltiple se mostró complacido y ratificó su compromiso de pago con su "sicario", tras lo cual el policía encubierto y sus compañeros lograron arrestarlo el pasado 18 de febrero.

El chico de 22 años confesó más tarde que odiaba a sus padres porque no le daban dinero, indicó la prensa de Rusia.



Temas

Rusia
Comentarios