“No hubo nepotismo”, dijo González Fraga

El funcionario afirmó que él pidió que se nombrara a la hermana del ministro Triaca en la entidad y ponderó la gestión de Macri El economista sostuvo que la UCR debería tener un rol más preponderante en Cambiemos. También negó que el Gobierno se sustente en un sistema de prueba y error

24 Feb 2018
1

INAUGURÓ UNA NUEVA SEDE. El titular del Nación pasó por Tucumán para abrir una sucursal en Lules. También dialogó con dirigentes de Cambiemos. la gaceta / Foto de José Nuno

Sereno e impávido. El presidente del banco Nación Javier González Fraga visitó Tucumán para inaugurar una nueva sucursal en Lules. Antes de mantener una reunión con referentes locales de Cambiemos, encabezada por el diputado radical José Cano, el economista se erigió como paladín defensor de las medidas políticas y económicas del presidente, Mauricio Macri.

En una charla con LA GACETA, González Fraga aseguró que el alza en el precio del dólar y el endeudamiento no son una preocupación. Defendió al operador judicial del Gobierno, el presidente de Boca Daniel Angelici, evitó hacer declaraciones sobre las investigaciones periodísticas por las “off shore” del ministro de Finanzas Luis Caputo y minimizó los escándalos que involucraron al ministro de Trabajo, Jorge Triaca: “él es un gran colaborador y doy fe, además, de que Mariana Triaca (hermana del ministro) era parte del directorio porque yo la invité. La extraño, la extraño mucho porque fue importante para la gestión. No hubo nada de nepotismo”, defendió el economista egresado de la Universidad Católica Argentina.

- ¿Cómo está al UCR dentro de Cambiemos?-

- Me parece que el radicalismo tiene que fortalecer su sentimiento de pertenencia al gobierno. Eso no se mide por la cantidad de puestos, sino en el espíritu de compartir la responsabilidad de gobierno; y eso lo sentí en la reunión del martes (Encuentro Radical): que con las diferencias, compartimos el gobierno con las otras fuerzas políticas de Cambiemos. Que prevalecía la idea de colaborar, de empujar y de que el futuro del país pasa por el éxito de Mauricio Macri en el corto plazo, y por el éxito de Cambiemos en el largo plazo.

- Esta semana participó del Encuentro de Legisladores de la UCR, ¿cómo analiza la marcha del gobierno?

- La gestión del gobierno va de buena a muy buena. La situación era mucho peor de la que se admitió, a veces se nos compara con la crisis del 2001 y ahí el colapso era inevitable. Con diferencias, en el 2015 estábamos rumbo a un colapso. El gran logro de este gobierno es haber evitado ese colapso. El gradualismo fue el logro mayúsculo, porque se hace lo que hay que hacer pero sin pagar costos políticos ni sociales. La mejor política económica es la políticamente sustentable. Esos opinólogos de televisión nunca en su vida manejaron nada en el sector público. Si hubiésemos aplicado sus recetas nos hubiera ido muy mal y los capitales hoy estarían huyendo del país por el retorno del populismo. Cuando la economía esta subordinada a la política y a la ética social no podés aplicar políticas que en el corto plazo generen hambre o caída del salario real. No es cierto que el consumo esté para abajo, son discursos. El desempleo también está bajando. Hay problemas en muchas economías regionales, es cierto. Tenemos un gobierno que ha adoptado una política fiscal de enorme austeridad pero sensata, sin golpear a los que menos tienen. El periodista Carlos Gabetta dijo que Argentina estaba en la encrucijada entre República y las mafias. Mafias en la política, en el deporte, sindicales narcos...

-Cuando Gabetta todavía estaba en Le Monde hablaba del crecimiento del poder de Daniel Angelici. ¿La lucha contra las mafias no se contradice con el rol de Angelici en el gobierno?

-Y no sé, eso va de acuerdo al estómago de cada uno, si te gusta más Angelici o si te gusta menos. La opinión de Gabetta la respeto y comparto respecto a las mafias...

- El dólar abrió el jueves a $ 20,05 para la venta. ¿Preocupa?

- Ya dije públicamente que no, que estamos cómodos con ese valor porque no genera ninguna disparada de precios. Es una buena noticia para muchas economías exportadoras, y una no tan buena para otros sectores que son importadores. Hay que ser prudente, el mercado es libre y se hizo una corrección que fue necesaria.

- ¿El nivel de endeudamiento es una preocupación? Dujovne aseguró que habría un pico de endeudamiento hasta 2020

- Cuando planteaba el camino gradualista como solución a estos problemas, siempre hacía hincapié en la necesidad de apoyarnos en el endeudamiento. El endeudamiento que duele y el que hay que medir es la deuda pública en dólares con el sector privado, excluyendo el FMI. Esos valores los recordaba Cristina en todas las inauguraciones del Congreso: rondaban el 11% o 12%. Pero se olvidaba de contabilizar a los holdouts (fondos buitres). Bien medido, rondaba el 15%. Ahora estará entre el 20% ó 25%, aumentó menos de lo que la oposición dice. El nivel de deuda me parece relativamente bajo. Cuando se mide endeudamiento lo importante no es el numerito sino la tasa que se paga. Venimos de un gobierno que le pagaba el 15% a (Hugo) Chávez y estamos ahora en un gobierno que en la última semana de enero se endeudó por la tercera parte. Todavía pagamos más del doble que Chile, no estoy conforme, pero es el camino.

- ¿Cómo fue la transición tras reemplazar a Melconián?

- Tengo una excelente relación con él. Mi política en el banco se apoyó mucho en los cambios que él empezó. Mi función es la profundización del cumplimiento de la carta orgánica: el artículo tercero dice que el banco está para financiar la actividad productiva especialmente de los pequeños y medianos. Lo dijo (el ex presidente) Carlos Pellegrini. En el último año hemos crecido un 90% en la cartera de clientes del sector privado, la cartera de financiamiento a Pymes creció más del 100%, y creció más de un 700% la cartera hipotecaria. A mediados de año Macri dijo que el banco Nación daba un crédito cada tres minutos. Hoy estamos dando un crédito hipotecario cada minuto y seis segundos de horario bancario: en ese lapso sale una familia propietaria por primera vez, porque sólo le prestamos a gente que no tiene propiedades.

- ¿Es un gobierno de ensayo y error, la reforma previsional fue un error del macrismo?

- No, no se explicó bien. Es claro: el gobierno anterior te mentía alevosamente con la inflación, por lo que a la fórmula de indexación jubilatoria con la inflación se le agregaba un componente de aumento de la recaudación. ¿Por qué? Porque si te daba aumentos sólo por la inflación, como te mentía con eso, se hubiera bajado fuertemente el poder adquisitivo. Al no mentir más con la inflación en 2016 y 2017 lo que hubiéramos tenido que incrementar de jubilación era impagable. Lo que se decidió fue respetar el espíritu de la fórmula: que las actualizaciones jubilatorias empaten o ganen por algunos puntos a la inflación, pero que nunca pierdan. Esto es lo que se debería haber explicado.

- ¿Es un gobierno de ensayo y error?

- No, no...

- Sucedió esto con algunos ministros manchados por escándalos, como el caso Triaca (el ministro había nombrado a una empleada doméstica de la familia en un gremio intervenido)...

- No, no... para nada es ensayo y error. Triaca es un gran colaborador, y te doy fe de que además Mariana Triaca era parte del directorio porque yo la invité. La había conocido como asesora y era brillante. La extraño, la extraño porque fue muy importante en la gestión. No hubo nada de nepotismo, no era una trucha, ñoqui, que estaba ahí escondida. Ademas el sueldo tampoco era muy grande porque no ganamos tan bien en el banco Nación. Cualquier comparación con la hija de (Agustín) Rossi, no me acuerdo de cómo se llama...

-Delfina Rossi...

-No tiene nada que ver, no creo que esta situación haya sido un error. En política, como en el deporte, el contrario también juega. A veces hay que adaptarse a los golpes que te pegan. No fue un error, se aprovecharon para hacer un escándalo mediático.

-Le consulto por Luis Caputo, por las publicaciones que dan cuenta de que operaba en cuentas off shore, al igual que Valentín Díaz Gillian, que renunció...

-No, no. No conozco lo de todos, no conozco los detalles de los casos. Caputo es un hombre honorable que pudiendo estar disfrutando de una muy buena situación económica, por haber sido une excelente profesional, está dedicando sus días a colaborar con el gobierno. Más allá de eso, todo los demás es anecdótico.

- Un informe de Chequeado.com daba cuenta de que gran parte de los funcionarios del gabinete tenían inversiones y capital en el extranjero. ¿Esto le resta confianza al gobierno?

- No lo considero... o sea, no es mi caso porque no tengo un peso en el exterior y porque tampoco manejo una gran fortuna. Sino probablemente tendría pero no es el caso mío. En un país que ha sido objeto de persecución política, de hiperinflaciones, de manotazos como pesificaciones... preservarse en el exterior es bastante normal. A pesar del blanqueo sigue siendo mucho más grande el sistema financiero argentino en el exterior que en el país. No lo censuro por tener fondos afuera, simplemente yo no los tengo.

-La semana pasada circuló una fotografía de Cano con Alfonso Prat-Gay, ¿de ahí saldrá la fórmula para la gobernación de Cambiemos?

- Seguramente que sí, será una decisión de ellos. No voto en Tucumán. A los dos los conozco y los quiero mucho y les deseo un gran éxito. Croe que son dos excelentes profesionales. A José lo conozco de Tucumán y a Alfonso de toda la vida, fue alumno mío y trabajó conmigo. No me pongas a elegir, por suerte no voto en Tucumán.

Comentarios