El sobrino del turista apuñalado en La Boca eligió a Luis Chocobar como “su héroe” para una tarea del colegio

El niño elogió y describió al policía.

23 Feb 2018

El sobrino del turista estadounidense Frank Joseph Wolek quien fue apuñalado 10 veces por un ladrón en Buenos Aires eligió a Luis Chocobar, el policía que disparó al delincuente, como “su héroe” para una tarea del colegio.

Al niño le dieron como actividad realizar un texto con una descripción sobre “su súper hombre”. Llenó de elogios al policía y también recalcó que en Agentina no fue buen visto el accionar de Chocobar al matar al ladrón. Esto puso:

“Mi héroe es un policía argentino cuyo nombre es Chocobar. Él defendió a mi tío durante sus vacaciones en la Argentina y le disparó a un criminal que casi lo mata. Es un hombre valiente y honorable, pero en Argentina no le creen así y lo enviarán a prisión por pelear la buena batalla. Debido a esto y muchas más razones, el policía Chocobar siempre será MI HÉROE”.


La imagen fue publicada por una página de Facebook y tuvo una gran repercusión. Fue compartida por miles de usuarios y también muchos comentaron dejando sus opiniones.

El caso

El hecho ocurrió el 8 de diciembre por la mañana, cuando el turista Wolek, de 60 años, caminaba por la zona turística de La Boca y, poco antes de llegar a la calle Caminito, en Olavarría y Garibaldi, fue interceptado por dos delincuentes con fines de robo.

De acuerdo a la pesquisa de la Policía de la Ciudad, durante el asalto, uno de los dos ladrones apuñaló una decena de veces en el pecho al turista, quien cayó al suelo gravemente herido.

Tras el ataque, ambos delincuentes salieron corriendo, pero mientras uno logró escapar, otro de ellos fue interceptado a tres cuadras, en Irala y Suárez, por dos transeúntes que habían visto el ataque y lo retuvieron en el piso.

Poco después, llegó al lugar Chocobar, vestido de civil, se identificó como policía y, según declaró después, disparó al delincuente en la zona abdominal porque éste hizo un gesto como que si estuviera por sacar un arma mientras trataba de huir.

El ladrón, identificado como Pablo Kukok (18) fue trasladado al Hospital Argerich, donde fue operado por las lesiones sufridas en el hígado, intestino delgado y colon y murió cinco días después.

En tanto, el turista estadounidense recibió el alta 20 días después del robo, tras permanecer internado en terapia intensiva en el mismo centro de salud luego de ser operado de urgencia por haber sufrido lesiones en la aurícula izquierda y en el ventrículo derecho, un puntazo en cada pulmón y otras seis heridas.



Comentarios