Dos tucumanos se ilusionan con ser sparrings de la Selección en Rusia 2018

1

COTERRÁNEOS. Brian y Samir, en el vestuario del predio de la AFA de Ezeiza.

Casasola y Galván están en el Sub 20, bajo las órdenes de Sebastián Beccacese.

23 Feb 2018

Viajar a Rusia a mediados de junio, para integrar el equipo sparring de la selección mayor. Ser parte del plantel que competirá en Chile, a principios del año que viene, en el Sudamericano Sub 20. Entre esas dos opciones se debaten los tucumanos Samir Casasola y Brian Galván, que participan de las prácticas en el predio que la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) posee en Ezeiza, bajo las órdenes de Sebastián Beccacese, mano derecha de Jorge Sampaoli. Sea cual fuere su destino, Rusia o Chile, ambos sienten que ya tocan el cielo con las manos.

Disfrutan de un lindo presente. Luego de debutar en Primera, a fines del año pasado, Brian tratará de consolidarse en Colón (Santa Fe), club al cual arribó en 2013. Samir llegó en 2015 a Rosario Central, y fue el primero de su clase en debutar en la reserva -es el volante central indiscutido del equipo-. Hoy tiene muchas posibilidades de pasar a integrar el plantel de Primera.

Los dos reivindican al CEF 18 como el trampolín desde donde saltaron hacia donde caminan hoy. Pero no se olvidan de las escuelitas de fútbol donde hicieron sus primeros pases: Brian, en Villa Santillán; Samir, en “Bicho Verde”, en su Simoca natal.

Brian todavía no cumplió los 18, y ya se hace sentir en la selección Sub 20: fue titular en dos amistosos; ante Argentinos -ganaron 3 a 0, con un gol suyo- y ante la reserva de Vélez -empataron 1 a 1-. “Es hermoso, no hay forma de describir esto. Todo jugador desea pasar por este lugar, vestir la camiseta argentina”, dijo a LG Deportiva.

Samir, que acaba de cumplir los 18 años, también es un “adelantado” en la Sub 20. “No pierdo la esperanza de jugar un Sudamericano. Si me citaron a los 18 quiere decir que vengo haciendo las cosas muy bien. Cuando me avisaron de esta convocatoria sentí algo difícil de explicar, algo increíble”, señaló. Respecto de su juego, se definió: “soy un jugador que participa en la recuperación de la pelota, pero también en el juego. Trato de jugar simple”.

Colaborar en el entrenamiento de la selección mayor en Rusia es un sueño para ambos. “Ojalá pueda ir. Hay que luchar todos los días, en cada entrenamiento, para tener un lugarcito ahí”, dijo Brian. Y admitió que siente que está muy cerca de alcanzar ese objetivo. “(Lionel) Messi es mi ídolo. Ojalá algún día lo pueda conocer. Mi corazón me dice que pronto me voy a dar con ese gusto”, celebró.

“Ser sparring de la selección en el Mundial sería algo increíble”, agregó Samir. El simoqueño, que acaba de terminar el secundario, se reivindica hincha de Alto Verde, los “laguneros”. “El año pasado debuté en la reserva, ante Independiente. Y el último partido que jugué fue el clásico, contra Newell’s. Dios quiera que este año pueda debutar en Primera. Ese es mi primer objetivo”, precisó. A la hora de mencionar un jugador no lo duró: Luis Miguel “Pulguita” Rodríguez: “es un ídolo; no sólo en Simoca, sino en toda la provincia”.

Mientras esperan conocer si el futuro les depara un viaje a Rusia o a Chile, ambos disfrutan el momento que están viviendo. “Entrenar aquí es increíble: canchas hermosas, buenas pelotas, buena atención; mucha gente trabajando a tu lado, y a tu disposición, para los que necesites. Desde la comida, hasta el descanso en estas habitaciones. Queda chico decir que es un sueño estar acá”, afirmó Brian, que ya había tenido ocasión de vivir algo así, cuando fue convocado para la selección nacional Sub 15.

Comentarios