Narcos rosarinos estarían imponiendo su modelo delictivo en Aguilares

La Justicia investiga vínculos con dos bandas.

19 Feb 2018
1

"LOS MONOS". Imagen del juicio a la banda rosarina (telefenoticias.com)

La Justicia investiga si un grupo de rosarinos se instalaron en Aguilares para imponer el modelo narco que cubre de sangre esa ciudad y que obligó a la Nación a llenar de gendarmes y prefectos los barrios. El fiscal Edgardo Sánchez fue quien inició la pesquisa por los enfrentamientos armados que se produjeron en la ciudad del sur de la provincia.

En un calabozo de Concepción está alojado Damián “Macri” Bassi, que fue arrestado por una contravención el día en el que se realizó un mega operativo para frenar la escala de violencia que se vive ahí. El acusado es hermano de Luis “El Pollo” Bassi, el hombre que fue absuelto por el beneficio de la duda en un juicio que se le hizo por el homicidio de Claudio “El Pájaro” Cantero, que era el líder de “Los Monos”, la banda de narcomenudeo más peligrosa del país.

El domingo a la madrugada, desde la Policía de Rosario se informó que el sospechoso tenía pedido de captura por dos homicidios ocurridos en 2014 y en 2015 y además, que era un hombre considerado peligroso por la fuerza, por lo que decidieron reforzar la guardia. Sin embargo, ayer por la tarde, fuentes judiciales informaron, de manera extraoficial, que esa orden era vieja y que no había ningún pedido de detención en su contra y aclararon que las personas que lo acusaron de ser el autor material, cambiaron de opinión cuando fue detenido por esos hechos y, por ende, fue sobreseído.

Bassi quedó en la mira por la guerra que protagonizan “Los Coreofo” y “Los Pibes de la Villa”, facciones de la barrabrava de Deportivo Aguilares y sospechados de vender drogas en esa ciudad. Ambos grupos vienen enfrentándose desde 2008 y a raíz de la violencia que desencadenaron, fallecieron al menos ocho personas.

Los Bassi saben lo que es lidiar por el poder de las tribunas: “El Pollo” fue durante años el líder de la barra de Newell’s y, según los investigadores, “Macri” fue uno de sus laderos más importantes. Pero todo terminó cuando miembros de Los Monos lo desplazaron.

El sospechoso se habría instalado en la provincia entre 2015 y 2016. Su llegada se habría producido después de que Los Monos asesinaran a su padre y a dos de sus hermanos en venganza por el crimen de “El Pájaro”. Los Bassi eran fuertes en la localidad de Villa Gobernador Gálvez, pero tuvieron que dejar todo por la guerra que estaban perdiendo, incluso cerraron su remisería, a la que habían bautizado Cinco Estrellas, como la que pertenecía al clan de los Ale.

En 2016, cuando LA GACETA advirtió la presencia de rosarinos vinculados a grupos narcos de ciudad, las autoridades le restaron importancia a esa versión, pero pidieron colaboración al Gobierno. “Nunca se preocuparon en identificarlos porque mucha de esa gente trabaja para ello”; aseguró una alta fuente judicial.

En la casa de Bassi; que estaría identificado con “Los Pibes de la Villa”, la Policía encontró numerosos electrodomésticos a los que no pudieron comprobar su origen. Entre estos había un equipo musical que podría ser el que se denunció como robado semanas atrás y, como consecuencia, los pesquisas sospechan que se tratan de elementos robados que son cambiados por droga.

“Estamos en plena investigación. Esta pesquisa se inició por un enfrentamiento entre dos grupos y se secuestraron armas y municiones. Se encontraron otros elementos probatorios que también serán analizados”, advirtió Sánchez.

En Esta Nota

Aguilares Narcotráfico
Comentarios