El turismo perjudica los cenotes mexicanos

19 Feb 2018
1

El sistema de cenotes, túneles y cuevas sumergidas de la península mexicana de Yucatán, que alberga misterios de tiempos pasados, está sufriendo el efecto negativo del boom del turismo y la contaminación, alerta un investigador de la zona. “Toda la vida de la península de Yucatán depende de esta agua que corre por las cuevas: las plantas de la selva, los animales como el jaguar, hasta los humanos que viven aquí”, dijo a la agencia DPA Robert Schmittner, jefe de exploración subacuática del Gran Acuífero Maya.

El buzo alemán, que trabaja con expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia mexicano, descubrió en enero en Tulum una conexión entre los sistemas de Sac Actun y Dos Ojos que convirtió al conjunto en la cueva inundada más grande del mundo.

“Con las exploraciones entendemos, por ejemplo, por qué un cenote está contaminado si está lejos de la civilización. Y es que el túnel abajo cruza por la civilización, y el gran peligro son las aguas negras (cloacales), que son poco y hasta nada tratadas en esta región”, alertó el buzo.

Los cenotes, puerta de entrada a un gran laberinto sumergido, están en una zona donde existen importantes sitios turísticos como Cancún y Playa del Carmen. En distintas cuevas se encontraron objetos mayas de hace dos milenios, megafauna del pleistoceno y el esqueleto de “Naia”, una joven que vivió hace casi 13.000 años, entre otros.

Para Schmittner, las cuevas son un cofre del tesoro para la ciencia, pero el agua está amenazada por factores como la explotación del turismo que subió inmensamente en los últimos años. “Hay varios lugares donde ya se nota la contaminación”, explicó.

Comentarios