El objetivo del deporte adaptado es incluir a todos

Una disciplina completa que busca sumar atletas y vencer todas las barreras.

18 Feb 2018
1

FINAL FELIZ FINAL. El “profe” Gabriel Marañón nadó junto a “Maxi” Nicastro, uno de sus alumnos, en El Cadillal, en diciembre. foto de Gabriel Marañon

En los pasados Juegos Paralímpicos de Río 2016, Argentina logró la mayor cantidad de diplomas olímpicos -distinción que se le brindan a deportistas que quedaron entre el cuarto y octavo lugar- en las competencias. Uno de los diplomados fue Guillermo Marro, que ganó tres medallas de Londres 2012 y fue el abanderado de la delegación paralímpica en esa ocasión.

Pero no sólo a nivel nacional hay atletas que se destacan en esta disciplina. En nuestra provincia, Nicolás Ferreyra (estudiante de abogacía) es un nadador no vidente que el año pasado ganó la medalla de bronce en los 100 metros en espalda en los Parapanamericanos Juveniles de San Pablo, Brasil.

Ferreyra se entrena en la pileta de Central Córdoba, aunque en nuestra provincia esta disciplina adaptada se la puede practicar en instituciones públicas o privadas. Marcos León es el coordinador del área de discapacidad de la provincia. “Uno de los proyectos que tenemos para este año es climatizar la pileta del Complejo Belgrano. Eso nos permitirá poder practicar este deporte durante todo el año”, comentó.

Gabriel Marañón, profesor de la escuela de natación adaptada “Las Toninas” que funciona en Central Córdoba, contó que el año pasado utilizó a la natación como herramienta para la inclusión y para que se tome conciencia de que todos pueden practicarla. “Es un deporte muy completo, que hace independientes a los chicos y a todos los que los practican. Es una disciplina sin barreras”, expresó Marañón.

Al igual que otros profesores, Marañón recalca la importancia de que la sociedad se saque el chip de los prejuicios y mitos que existen en torno a la discapacidad y a las personas que tienen algunas capacidades especiales. “La persona discapacitada puede hacer todo, pero de una manera diferente. Los papás tienen que saber que el deporte va a ayudar mucho a su hijo”, indicó.

Marañón organizó el año pasado, por primera vez, una demostración en aguas abiertas llamada “Nadando por la inclusión”. Fue en el Día de la Discapacidad, en diciembre. “Fue para que la gente tome conciencia y no tenga miedo. Quería transmitir seguridad, demostrando que todos pueden nadar en aguas abiertas”, comentó el “profe”.

Del deporte siempre se disfruta, viéndolo o practicándolo. Ya sea en el ámbito público o privado, se tenga un disminución física, psíquica o mental, lo importante es saber que existen opciones de deporte adaptado que se pueden practicar. Básquet, rugby, atletismo, tenis, fútbol y natación son algunos de los deportes que se pueden practicar en nuestra provincia.

Comentarios