Historia de vida: integra la selección de amputados y quiere armar un equipo tucumano

Hernán Córdoba buscará destacarse en su primera convocatoria para llegar al Mundial de México

18 Feb 2018
1

SIEMPRE SONRIENTE. Después de jugar un año en la Liga Nacional, para un equipo cordobés, Hernán logró ser convocado para representar al país. foto de hernan córdoba

La selección argentina de fútbol de amputados comenzara mañana a disputar el triangular sudamericano en Funes, Santa Fe. Durante tres días, Argentina, Brasil y Uruguay se medirán para fomentar la actividad en el continente. A la entrega de premios asistirá el presidente de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) Claudio “Chiqui” Tapia.

En paralelo al desarrollo de la competencia, delegados de Bolivia, de Chile, de Ecuador, de Paraguay y de Venezuela participarán de un congreso donde firmarán un compromiso para fomentar la práctica de esta disciplina en el continente.

La selección de fútbol de amputados existe desde 2001, pero no fue sino hasta noviembre 2016 que la disciplina se apropió de las pantallas de los televisores y de los dispositivos móviles del país.

Se disputaba la despedida de Diego Milito. Además de difundirse imágenes de la gloria de Racing con sus ojos cargados de lágrimas por pisar por última vez como jugador el “Cilindro”, se hizo viral una foto en especial. Esta mostraba dos niños, a uno de los cuales le faltaba una pierna. Los dos estaban trepados en las muletas, para burlar la altura del paredón de la cancha y espiar la vuelta olímpica del ídolo de la “Academia”.

No pasó mucho tiempo para que se conociera la historia de uno de los protagonistas de esa foto. Pese a que le faltaba una pierna, Yamil dominaba la pelota como un profesional en las “canchitas” que tiene pintadas Racing en sus tribunas. Gracias a su historia, los argentinos descubrieron al fútbol de amputados.

Un tucumano

Entre los 17 jugadores que intentarán dejar a la Argentina en los más alto del triangular hay un tucumano: Hernán Córdoba.

Tiene 20 años y estudia ingeniería electrónica. Hasta 2015 era un adolescente como cualquier otro, que jugaba a la pelota con sus amigos. Un día, en un partido, fue a disputar una pelota y se fracturó el fémur. Debió someterse a la cirugía que exige esa lesión. Tras la operación todo iba bien, sólo debía esperar que el hueso suelde para poder regresar a las canchas con sus amigos.

Pero un día comenzó a sentir molestias en la rodilla izquierda. Además, notaba que día a día parecía estar más hinchada. Esta situación lo llevó nuevamente al médico, quien después de revisar los resultados de unos estudios le dijo que padecía osteosarcoma.

Prácticamente todo 2016 lo pasó en Buenos Aires. Allí le amputaron la pierna y llevó a cabo la recuperación. Luego retornó a Tucumán. El año pasado, mientras cursaba el primer año de la facultad, Hernán jugó en “Los Teros”, un equipo cordobés de fútbol de amputados, que compite la en la Liga Nacional, competencia en la cual se enfrentan siete equipos de diferentes provincias.

Su desempeño en este campeonato motivó que lo convocaran para la Selección. “Me llamaron para la primera práctica de enero, cuando terminó el torneo nacional donde jugué como mediocampista en Los Teros de Córdoba” contó Hernán, que juega de volante.

Más allá de lo que ocurra en este triangular en Santa Fe, Hernán tiene un plan. “Mi idea es tratar de armar un equipo acá, en la provincia, y cuando arranque el torneo hablar para inscribirlo en el torneo y empezar a participar. Quiero armar algo para que muchos chicos se sumen y jueguen al fútbol”, contó a LG Deportiva. Esta idea de Hernán convive con su sueño de ser convocado para el Mundial de Fútbol de amputados, que se disputará en México en octubre.

Comentarios