Un aviso del ex comisario García desató un escándalo que terminó a los gritos

El ex comisario Luis Nicolás Barrera sufrió una crisis de nervios después de mantener una charla durante un cuarto intermedio con el abogado del ex comisario de Raco, Enrique García, que está detenido. El profesional le dijo que su cliente fue presionado para involucrarlo en el caso.

16 Feb 2018
1

DESBORDADO. Barrera es contenido por su abogado, Gustavo Carlino, y un amigo que lo acompaña desde que comenzó el juicio. Luego pidió perdón al Tribunal por el desafortunado incidente. la gaceta / fotos de jorge olmos sgrosso

La quinta jornada del juicio por el crimen de Paulina Lebbos y su posterior encubrimiento, tuvo un protagonista que no estuvo presente en la sala, sino que se encuentra alojado en el penal de Villa Urquiza: Enrique García, ex jefe de la comisaría de Raco. En 2014, la Sala Penal III lo condenó -junto al policía Manuel Yapura- por falsificación de declaraciones testimoniales y de instrumento público.

Ayer, su nombre fue mencionado por quienes conformaban en 2006, cuando ocurrió el crimen, la cúpula de la fuerza, los ex comisarios Hugo Sánchez y Nicolás Barerra. Este último lo hizo en medio de una crisis de nervios que terminó en un escándalo, al punto de que sus gritos resonaron en los pasillos del segundo piso de los Tribunales.

Frente a los periodistas que cubren el juicio, Barrera acusó a García de haberlo involucrado en el encubrimiento del caso. Minutos antes, durante un receso, había mantenido una charla junto a su abogado, Gustavo Carlino; y a otro hombre, al que identificó como Rafael Gómez, un ex policía y abogado, que sería el defensor de García.

Barrera, a los gritos en Tribunales: "López Ávila me cagó la vida"

El contenido de esa conversación lo sacó de sus cabales. “García tiene miedo de enfrentarme en un careo, tiene que presentarse ya. Mintió y yo voy a señalar todas sus contradicciones”, aseguró, exaltado. Fue llevado a una sala para ser asistido por personal del 107, a raíz de una suba de azúcar.

Explicaciones al Tribunal

“Esta persona me dijo que García fue presionado por su ex abogado para que me incorpore en la causa como sea, o le darían una prisión de 15 años. Dijo que por miedo me incorporó a la causa. Incluso llevaba una medida para pedir la exclusión testimonial”, explicó Barrera después al Tribunal.

“Mi defendido estaba presa de una crisis de nervios que no comparto, quiero pedir disculpas. Si esto vuelve a ocurrir voy a presentar mi renuncia. El primer día del juicio mi primer planteo fue la exclusión probatoria del testimonio de García. El tribunal quedó en resolver el pedido”, dijo su abogado.

“Lamento que no haya cámaras filmando a los bancos para que captaran la escena; quiere decir que si hay algún hecho delictivo no podría ser registrado. Pido disculpas pero estuve en un estado emocional importante”, agregó Barrera. Luego regresó a su lugar y el debate continuó hasta el habitual receso del mediodía.

El ex jefe de Policía se emocionó ante el Tribunal: "dejo para Dios lo que surja de este juicio"

Mientras tanto, al continuar con su declaración (había comenzado el miércoles), el ex jefe de Policía Sánchez consideró que, de alguna manera, García sabía que el cuerpo encontrado a la vera de la ruta 341 era el de la joven estudiante, antes de que esa situación se confirmara mediante la autopsia.

“Para mí, García tenía cierta seguridad de que era Paulina. Él reconoció que bajó al lugar donde estaba el cuerpo, permitió que personal policial también lo hiciera e invitó a un testigo para que se acerque”, indicó Sánchez. “Fue quien, a mi entender, tuvo una impresión más tempranera, no como nosotros, que llegamos tarde”, agregó.

“Dejo todo para Dios”

El ex jefe de la Policía se quebró cuando el abogado Morales, defensor de Eduardo di Lella, ex secretario de Seguridad, le preguntó qué tipo de daño personal le había ocasionado esta causa.

“Qué le puedo decir a un padre que pierde a una hija. Qué sería de mí si pierdo a mi única hija... Lamento que, más allá de ese dolor, (Alberto) Lebbos no vio el dolor que causaba en otros en su afán de esclarecer el caso”, dijo.

“Me causó un perjuicio personal y familiar”, agregó con la voz entrecortada, a punto de llorar. “Tengo a mi hija con psicólogo, igual que mi esposa; sufrí perdidas económicas y difamación pública. Dejo todo para Dios”, concluyó antes de que los magistrados dispusieran un receso.

Rodríguez quiere hablar

Ayer se incorporó al debate el abogado Carlos Posse en representación de Hugo Waldino Rodríguez, el ex sargento al que los hermanos Sergio y Marcelo Goitea le comunicaron el hallazgo de los restos de Paulina. El abogado adelantó que su cliente va a declarar cuando los jueces lo dispongan. Rodríguez tendría una opinión negativa sobre la participación de García en el caso. El Tribunal no adelantó cuándo se concretará su declaración.

Comentarios