La “moraleada” del día

16 Feb 2018
1

el dato del día 
La “moraleada” del día 
Gustavo Morales, defensor de Eduardo di Lella (ex secretario de Seguridad), fue protagonista de la audiencia. Además de tener una tensa discusión con los miembros del tribunal, el profesional solicitó que se le permitiera interrogar de parado al ex jefe de Policía, Hugo Sánchez, por tener problemas en una de sus rodillas. Al salir de la audiencia, LA GACETA le preguntó qué le había sucedido. “No, nada importante. Como le sucedía a (José Luis) Chilavert me excedí en los entrenamientos del fin de semana. Es que quiero ser como Rocky”, dijo bromeando. Sus pares, que no podían creer lo que estaba sucediendo, sólo atinaron a decir que se trató de una “moraleada”, es decir una estrategia defensiva que asumió Morales.
alperovich y el fútbol
Durante la declaración del ex jefe de Policía, Hugo Sánchez, dio detalles sobre la relación que tuvo el ex gobernador José Alperovich con Atlético y San Martín. El tema se ventiló en la sala porque el 26 de febrero, día en el que desapareció la joven, se jugó un clásico y varios de los mencionados en la causa mantuvieron contactos con el ex titular de la fuerza.
“En esos tiempos era común que allegados al gobernador realizaran gestiones a favor del club del que eran simpatizantes. Quizás no eran dirigentes, pero colaboraban con el club y nos pedían algunas atenciones que tenían que ver con el cuidado en el expendio de entradas y el acompañamiento”, destacó Sánchez en su declaración.
Aclaró que Gabriel Alperovich (hijo del gobernador), Sergio Kaleñuk (hijo del ex secretario privado del ex mandatario), Ignacio Golobisky (actual director de Canal 10) y Daniel Paz (fue chofer del titular del PE y actual directivo de los “decanos”) fueron los hombres que gestionaban a favor de Atlético. En tanto que por San Martín, realizaban gestiones Jorge Gassembauer (ocupó varios cargos en el alperovichismo) y su hijo Guillermo (actual legislador).
“Atendíamos sus pedidos porque de alguna manera estaban colaborando con la tarea que debíamos realizar en cada uno de los partidos que jugaban ambos equipos”, comentó Sánchez.
El ex jefe confirmó que varias de las inquietudes las recibía él y después se las transmitía a Nicolás Barrera, por ese entonces, su segundo. “Los subjefes de la Policía tienen la responsabilidad operativa, es decir, organizar todo. Barrera, durante mucho tiempo, se encargó de organizar y supervisar personalmente todos los operativos de seguridad”, concluyó.

Gustavo Morales, defensor de Eduardo di Lella (ex secretario de Seguridad), fue protagonista de la audiencia. Además de tener una tensa discusión con los miembros del tribunal, el profesional solicitó que se le permitiera interrogar de parado al ex jefe de Policía, Hugo Sánchez, por tener problemas en una de sus rodillas. Al salir de la audiencia, LA GACETA le preguntó qué le había sucedido. “No, nada importante. Como le sucedía a (José Luis) Chilavert me excedí en los entrenamientos del fin de semana. Es que quiero ser como Rocky”, dijo bromeando. Sus pares, que no podían creer lo que estaba sucediendo, sólo atinaron a decir que se trató de una “moraleada”, es decir una estrategia defensiva que asumió Morales.

Alperovich y el fútbol

Durante la declaración del ex jefe de Policía, Hugo Sánchez, dio detalles sobre la relación que tuvo el ex gobernador José Alperovich con Atlético y San Martín. El tema se ventiló en la sala porque el 26 de febrero, día en el que desapareció la joven, se jugó un clásico y varios de los mencionados en la causa mantuvieron contactos con el ex titular de la fuerza.

“En esos tiempos era común que allegados al gobernador realizaran gestiones a favor del club del que eran simpatizantes. Quizás no eran dirigentes, pero colaboraban con el club y nos pedían algunas atenciones que tenían que ver con el cuidado en el expendio de entradas y el acompañamiento”, destacó Sánchez en su declaración.

Aclaró que Gabriel Alperovich (hijo del gobernador), Sergio Kaleñuk (hijo del ex secretario privado del ex mandatario), Ignacio Golobisky (actual director de Canal 10) y Daniel Paz (fue chofer del titular del PE y actual directivo de los “decanos”) fueron los hombres que gestionaban a favor de Atlético. En tanto que por San Martín, realizaban gestiones Jorge Gassembauer (ocupó varios cargos en el alperovichismo) y su hijo Guillermo (actual legislador).

“Atendíamos sus pedidos porque de alguna manera estaban colaborando con la tarea que debíamos realizar en cada uno de los partidos que jugaban ambos equipos”, comentó Sánchez.
El ex jefe confirmó que varias de las inquietudes las recibía él y después se las transmitía a Nicolás Barrera, por ese entonces, su segundo. “Los subjefes de la Policía tienen la responsabilidad operativa, es decir, organizar todo. Barrera, durante mucho tiempo, se encargó de organizar y supervisar personalmente todos los operativos de seguridad”, concluyó.

Comentarios