Video: el cortejo fúnebre fue seguido por patrullas y autos particulares

Los restos de Cristian Peralta recorrieron el microcentro y Villa Muñecas antes de ser inhumados.

14 Feb 2018

Una larga fila de motoristas de la patrulla 911, camionetas y decenas de motocicletas tocando bocina acompañaron los restos de Cristian Peralta, el policía acribillado ayer en el parque 9 de Julio.

Peralta, de 37 años, estaba casado con una integrante de la Policía, era padre de dos pequeños y vivía en Villa Muñecas, barrio por el que pasó el cortejo antes de la inhumación final.

El sargento 1° fue asesinado ayer, junto a su compañero, el cabo 1° Sergio Páez González (43), en un confuso episodio en una calle interna del parque, a pocos metros de la Casa de la Cultura.

Las imágenes del acompañamiento fueron tomadas por un lector, desde un edificio, y enviadas a través del servicio de la LA GACETA en Whatsapp.

En Esta Nota

Policía de Tucumán
Comentarios