Juicio por Paulina: "me robaron mi vida y mi felicidad; soy inocente", dijo Gómez

El imputado que estuvo preso y que está acusado de ser el autor material del asesinato de la joven estudiante declaró ante los jueces.

14 Feb 2018
1

EN TRIBUNALES. Gómez tras un cuarto intermedio; de fondo, Alberto Lebbos. LA GACETA / JUAN MANUEL ROVIRA

Luego del receso por el feriado largo de Carnaval, esta mañana se reanudó el juicio por el encubrimiento del crimen y asesinato de Paulina LebbosRoberto Luis Gómez, el imputado que estuvo preso con prisión preventiva y que está acusado de ser el autor material del asesinato de la joven estudiante de Comunicación, fue la primera persona en declarar ante el tribunal, integrado por Carlos Caramuti (presidente), Rafael Macoritto y Dante Ibáñez.

El acusado se declaró inocente y apuntó, una vez más, contra el fiscal Diego López Ávila. "Siempre esperé esta oportunidad para poder demostrarles a todos que esto es injusto. Y me gustaría que sepan por todo lo que he pasado. Todo lo que se vino hablando durante estos años es mentira. Me robaron mi vida, mi felicidad", le dijo Gómez al tribunal apenas se sentó en el banquillo.

"No he muerto a nadie ni he participado en nada. Todo esto lo inventó el fiscal Diego López Ávila. Lo dije antes, él una vez vino y me dijo ‘meta chango, hablá que estás hasta los huevos, hacete cargo que aquí hay gente del poder involucrada. Vos la mataste o participaste’. Yo no tengo que ocultar nada, le dije". Luego, agregó que "el fiscal lo ha condenado socialmente sabiendo que era inocente".

Hace cinco años, Gómez fue imputado por López Ávila a partir de un informe de una empresa de telefonía celular, según el cual el acusado puso su chip en el teléfono de Paulina, horas después de su desaparición.

"El 27 de noviembre de 2013 mi mamá me llama diciéndome que a mi papá lo llamaron para una testimonial. Lo fui a buscar a Tribunales. Él tenía un papel con cuatro números de teléfono. Cuando salió, me dijo que le preguntaron si algunos eran suyos números. Le dije que uno era mío. Desde ese día sufro por esta injusticia", se lamentó entre lágrmias.

"Tres años me han privado de la libertad sin que nadie haya dicho nada. Mi hija cumplió 15 años y yo no pude estar. Todos los derechos no han valido para mí. Siento que me ha secuestrado la Justicia", declaró.

"Presenté el chip que dicen que yo ingresé al aparato y los aparatos que usaba en esa época. Todo lo presenté para que lo analicen. Nosotros buscamos un perito informático en Buenos Aires que nos dijo que sin el celular no se puede hacer una pericia".

Sobre sus contactos con el poder, dijo: "a mí me vincularon con políticos. Trabajaba como electricista y con mi papá en un taller que tenía en Alberdi 415. Nunca conocí a nadie. Inisto: nunca tuve contacto con nadie".

En ese momento, Carlos Sale y López Ávila, del ministerio Público Fiscal, le preguntaron si conocía a Virginia Mercado, la joven que vio por última vez a Paulina antes de su muerte, y que vivía cerca del taller de su padre. "Jamás la vi. Al taller iba cualquier vecino. Nunca tuve conacto con ella", declaró.

Por último, dijo que el día de la desaparición de Paulina, él se encontraba en el cumpleaños de su abuela junto a su mujer y su hija. 

Además de Gómez hoy también declararían el ex subjefe de Policía, Nicolás Barrera y el ex jefe la fuerza Hugo Sánchez.

Los otros acusados por encubrimiento (mismo cargo que pesa en contra de los comisarios que comandaron las fuerza), Héctor Brito (ex jefe de la Unidad Regional Norte), Hugo Rodríguez (ex uniformado) y Eduardo di Lella (ex secretario de Seguridad), decidieron no declarar ante el tribunal.

Alberto Lebbos no puede estar presente en la audiencia. Al ser testigo, como indica el código procesal, no puede escuchar las palabras de los imputados. Su abogado, Emilio Mrad, es quien interroga a los acusados sobre el caso.

Lebbos viene luchando desde hace casi 12 años para que se esclarezca el crimen de su hija. La estudiante desapareció el 26 de febrero de 2006 y fue encontrada sin vida el 11 de marzo. La autopsia reveló que fue víctima de un crimen, ya que fue ahorcada.

Comentarios