“Si no hago goles me mandan al banco”, aclaró el "Pulguita"

Nada cambió ni cambiará en Luis Rodríguez tras haber alcanzado a “Kila” Castro como goleador histórico del profesionalismo en el “Decano”

14 Feb 2018

La simpleza de quien se ha convertido en el máximo goleador de Atlético en Primera, y que además comparte con Juan Francisco Castro el título de artillero histórico del “Decano” en el profesionalismo con 119 goles, sorprende. Luis Rodríguez, el ídolo activo de un Atlético que no para de festejar en la Superliga y el lunes anotó el primer tanto en el 2-1 sobre San Martín de San Juan.

Después del partido viajó Simoca, como de costumbre. Fue a cenar a lo de sus padres y después a dormir. Ni leyó el diario del martes. Tampoco vio las noticias. Rodríguez sigue siendo el Rodríguez del primer gol en Atlético, pero entrado en años, reconoce. “Si me preguntás hoy si pensaba en esto, te digo que no. Porque para mí, ese gol -por el 1 a 0 parcial del lunes sobre los sanjuaninos- fue uno más. No pienso en la gloria personal, solo en mejorar y en que la institución siga creciendo”. Suena a mensaje protocolar, de cortesía, pero “Pulguita” viene diciendo lo mismo desde antes de cruzar la barrera de los 100 gritos.

No se cree una leyenda, de hecho. “No, no lo soy. Lo que sí, sigo disfrutando del momento que está viviendo el club, porque yo vengo del Argentino A, peleándola, y ahora estar en esta situación me pone muy contento. Después, a lo otro, eso del récord, ni lo pienso. Tal vez lo disfrute cuando deje el fútbol”, abre un paréntesis del quizás Miguel, como lo llaman sus allegados.

Hay una verdad. En un fútbol en constante movimiento, nadie dura mucho en una misma casa, ya sea por condiciones o rendimiento. “Y sí, pasa que son muchos goles. Increíblemente, más de 100 en un mismo club es muchísimo. Ojalá en un par de años estemos hablando de un Jonás Romero, de un Tomás cuello y que ellos lleguen a esa cantidad de goles”, “Pulguita” no es celoso de sus marcas. Ni las registra. “No sé cuántos goles marqué en el Argentino A. No me acuerdo, ja”. En vísperas del Día de los Enamorados, de San Valentín, Rodríguez ha sido quien mejor ha sabido interpretar cómo conquistar el corazón de los hinchas de Atlético. Si un gol es un amor fulminante, 119 pueden ser el Apocalipsis del amor.

“Yo quiero que sigan surgiendo jugadores tucumanos y ojalá lleguen a esa cantidad de goles”, agrega el cantante de Simoca, dos veces romperedes en la B Nacional, con 20 gritos. “Pulguita” ha anotado 137 goles en su carrera, 15 en Racing de Córdoba, tres en Newell’s y el resto en el “Decano”: siete en el viejo Argentino A, 81 en la B Nacional, uno en la Libertadores, cinco en la Sudamericana, tres en la Copa Argentina y 22 en la A.

“No es fácil perdurar en un fútbol tan exigente como el fútbol argentino, pero bueno. Uno tuvo la suerte de estar, de participar en diferentes competiciones y de llegar a esa cantidad de goles”, esa fue quizás la única frase en la que contabilizando tantos años de campaña, el hombre sintió algo de orgullo personal. “Lo colectivo siempre va primero”, aclara.

¿Cuánto costaría “Pulguita” con 25 años y más de 100 goles? ¿U$S 5 millones, U$S 10 millones? “Ja, y estamos hablando de mucha plata. Pero sí, puede ser. Económicamente, el fútbol está manejando muchísima plata, sobre todos los equipos grandes... Por ahí si estuviera en Boca o River, con 25 y esa cantidad de goles, seguro supero los 14 millones de euros, ja, ja, ja”.

Antes de volver a la capital tucumana, porque ayer no hubo descanso para nadie y el plantel se entrenó con normalidad, “Pulguita” hizo lo de siempre. “Me levanté y me fui a tomar un café con mi señora. Cuando estoy con mi familia, vivo para mis dos hijos y mi señora. Disfruto de otras cosas”, el Rodríguez letal de las redes contrarias Atlético no entra donde vive el Rodríguez nacido en Simoca. El fútbol le ha dado todo, pero también le ha quitado. Gajes del oficio. “A lo largo del tiempo, el fútbol te quita la adolescencia, la juventud, vas perdiendo muchas cosas que por ahí cuestan. Cumpleaños, día de la madre, nacimientos. Gracias a Dios, para el de mis hijos sí estuve”.

“Pulguita” no tiene techo. Es goles o nada. “Si no hago goles me van a mandar al banco. Tengo que hacerlos, también debo asistir a mis compañeros. Sólo así el club seguirá creciendo”. El día después de haber hecho historia, nada cambió. Luis sigue siendo de apellido Rodríguez y deberá levantarse, como de costumbre, a las 6 para ir a trabajar.

Terna mixta en La Paternal

Gisella Bosso (33 años, de Totoras, Santa Fe) será asistente del árbitro Ramiro López, designado para dirigir el partido del próximo sábado, a las 17, entre Argentinos y Atlético, en La Paternal.

Hoy, de nuevo al complejo

El plantel completo volverá a entrenarse hoy en el complejo de Ojo de Agua, desde las 9. Igualmente, el grupo deberá presentarse hasta una hora antes debido a que rige la norma del desayuno. Ayer, en tanto, la actividad fue bastante tranquila para quienes jugaron y vencieron el lunes a San Martín de San Juan. Los que no vieron acción hicieron fútbol.

Sin resolución por el caso Díaz

Por las redes sociales circuló el rumor de que Atlético debía pagar una multa por haber contratado a Leandro Díaz, denunciado por San Martín en septiembre pasado por abandono de trabajo. Desde la comisión directiva del “Decano” negaron esta situación: “seguimos a la espera de una resolución de la Justicia y de la AFA”, informó la CD.

Pensando en la Copa...

Si bien Atlético va partido a partido, hay una cuestión no menor a resolver en un futuro inmediato por Ricardo Zielinski. Jonathan Cabral debe purgar tres fechas de suspensión en torneos internacionales, por lo que se perderá la mitad de la fase de grupos en la Libertadores. ¿Le dará rodaje el DT a Andrés Lamas frente a Argentinos?

Comentarios