Tragedia del avión ruso: podrían haberse congelado los velocímetros

El accidente en Moscú dejó 71 muertos. El Gobierno aseguró que las familias recibirán al menos U$S50.000 cada una.

13 Feb 2018
1

(@actualidadRT) Foto vía Twitter

El accidente del avión ruso que el domingo se estrelló y dejó 71 muertos podría deberse a la congelación de los velocímetros, informaron hoy los investigadores tras analizar los datos de las cajas negras.

Cuando la aeronave despegó, el sistema calefactor de los tres velocímetros estaba apagado, por lo que los aparatos se congelaron al ganar altura, dijo el Comité Interestatal de Aviación en un comunicado reproducido por medios estatales.

Video: las primeras imágenes del avión que se estrelló en Moscú

Por esto es posible que los pilotos hayan recibido datos erróneos y contradictorios sobre la velocidad del aparato. Después de dos señales de alerta automáticas, los pilotos apagaron el piloto automático y manejaron el aparato de forma manual, según informó la agencia de noticias DPA.

La región de Moscú suele experimentar temperaturas muy por debajo de los cero grados centígrados en esta época del año y la semana pasada se produjo la mayor nevada del último siglo.

En los 15 vuelos previos registrados por las cajas negras del avión, los velocímetros fueron calentados, según el comunicado.

El avión regional de Saratov Airlines se dirigía a la ciudad rusa de Orsk.

El avión explotó al chocar con el suelo, dijeron los investigadores federales. Se recuperaron unos 500 fragmentos del avión en el lugar del siniestro, según indicó el lunes el Ministerio de Situaciones de Emergencia.



Los servicios de emergencia han estado peinando un área de 30 hectáreas a la redonda, un campo cubierto de nieve, día y noche para recuperar los restos para la investigación, según el Ministerio.

"El trabajo se ha llevado a cabo las 24 horas del día en tres turnos", especificó y añadió que alrededor de 1.000 personas están trabajando en el lugar.

El avión modelo Antonov An-148, fabricado en Rusia, tenía ocho años de antigüedad. Los fabricantes ucranianos y rusos de este tipo de aviones prometieron ayudar en la investigación.

El ministerio aseguró a las familias de las víctimas que recibirán como indemnización al menos el equivalente de unos U$S 50.000 cada una. El seguro de la aerolínea proporcionará dos millones de rublos (U$S 35.000) y el Gobierno de la región aportará un millón, anunció el ministerio en un comunicado.

El fallo que pudo causar el accidente del avión ruso recuerda a la tragedia del Airbus A3300 de Air France que cayó en el Atlántico en 2009. También en aquel caso se congelaron los velocímetros, a lo que se unieron adversidades meterológicas y una reacción deficiente de los pilotos a la situación.


En Esta Nota

Rusia Moscú
Comentarios