Actrices piden una “alfombra negra” para la Berlinale

Del Toro presidirá el jurado en Venecia y el movimiento #MeeToo se pronuncia en Berlín

13 Feb 2018
1

LARGAS COLAS. Las filas para conseguir entradas fueron multitudinarias y la gente durmió en las calles de Berlín. Reuters

Tres días antes de que comience el Festival Internacional de Cine de Berlín, la locura ya se desató en la capital alemana con cientos de fans deseosos por conseguir una entrada, algunos de los cuales no dudaron en dormir en la calle. Todos los años, los apasionados del séptimo arte guardan fila durante horas para poder comprar entradas y no perderse uno de los festivales más populares del mundo. La gran convocatoria que tiene el festival de cine logró que las colas sean, no de horas, sino de días. Los precios de las entradas van desde los cuatro hasta los 15 euros. Las películas que se proyectarán son alrededor de 400 y en total se venden más de 300.000 entradas, lo que hace del Berlinale el mayor festival de público del mundo.

De negro

El Festival Internacional del Cine de Berlín tendrá lugar desde el jueves hasta el 25 de este mes, en la capital de Alemania. La innovación de este año podría ser que haya una alfombra negra. La propuesta fue lanzada por seguidoras del movimiento #MeToo, una de ellas la actriz alemana Claudia Eisinger, que le comunicó la idea al director de la Berlinale, Dieter Kosslick, y al presidente del jurado, Tom Tykwer.

¿Cuál es el objetivo de llevar una alfombra negra? La petición, que está volcada en la web y que ya cuenta con unas 1.600 firmas, explica que es en solidaridad con las mujeres que han sido víctimas de algún tipo de abuso; y por la cantidad de denuncias de abusos sexuales que se difundieron en estos últimos meses, la idea puntual es teñir de negro la alfombra del certamen para enviar una señal contra los acosos sexuales y la discriminación en la industria cinematográfica. “En Hollywood las actrices vistieron de negro. En Berlín queremos una alfombra negra”, escribió Eisenger en la plataforma change.org, donde espera recolectar 2.500 firmas de apoyo.

“Se trata de un futuro conjunto. Un futuro sin el #metoo”, dijo la alemana. Y en un juego de palabras con la popular serie de televisión “Orange Is The New Black” (el naranja es el nuevo negro), afirmó: “el negro es el nuevo rojo”.

De director a jurado

Por otra parte, ya se está preparando el Festival de Cine de Venecia, uno de los eventos más prestigiosos del mundo y reconocido como una de las instituciones culturales más importantes del planeta, que este año cumple su 75° aniversario. Se realizará del 29 de agosto al 8 de septiembre.

El cineasta mexicano Guillermo del Toro fue el elegido para ser el presidente del jurado, lo que ha repercutido como un gran orgullo para los latinoamericanos.

El año pasado Del Toro fue el ganador del premio “León de Oro” a la mejor película por su fábula romántica “La forma del agua”, cinta que cuenta con 13 nominaciones para los premios Oscar que se entregarán el mes que viene.

“Es un inmenso honor y una responsabilidad que acepto con respeto y agradecimiento”, dijo el realizador de 53 años en un comunicado. Y agregó: “Venecia es una ventana al cine mundial y la oportunidad para celebrar la fuerza y la relevancia cultural de este”.

Reconocimiento

¿Cómo podríamos caracterizar al cine del Del Toro? Según el director del festival, Alberto Barbera, las producciones del director de cine reflejan: “la generosidad, un amor por las películas del pasado o del futuro y la pasión por el tipo de cine que desata emociones, afecta a la gente y, al mismo tiempo, las refleja”. Y añade: “el poder de las imágenes del autor de filmes como ‘El laberinto del fauno’ o ‘Pacific Rim’ le han permitido crear un fantástico universo en el que coexisten el amor y el miedo”.

Mientras que otros críticos opinan que en el cine de Del Toro se puede observar una cuidada estética, ambientación y la pasión por lo místico.

En Esta Nota

Berlinale
Comentarios