“La integración es un medio para mejorar la calidad de vida de la población”

El embajador argentino en Brasil remarcó que hay que aprovechar la visibilidad del gigante regional para captar terceros mercados El diplomático puso como ejemplo de agresividad comercial la misión tucumana que visitó el norte del vecino país. “El Mercosur fue un proceso exitoso”, dijo

09 Feb 2018
1

EN LA GACETA. El embajador Magariños vino a nuestro diario en compañía de Neme. Fue recibido por el gerente general de la empresa, José Pochat. la gaceta / foto de osvaldo ripoll

Carlos Magariños recuerda un comentario que, en algún momento, le hizo el ex presidente de Chile, Ricardo Lagos, al hablarle sobre la oportunidad de integración que se presenta cuando los países de una región se abren y trabajan mancomunadamente. El embajador argentino en Brasil considera que la integración entre naciones, como la del Mercosur y otros mercados comunes plantea más oportunidades que riesgos y que hay que apuntalar la integración para captar nuevos mercados. “La integración no es más que un medio para mejorar la calidad de vida de la población y para hacer frente a los cambios que nos plantea la globalización”, definió.

Magariños llegó a Tucumán en el marco de una minigira por distintas provincias, en una suerte de retribución a la misión que encaró la provincia, encabezada por el gobernador Juan Manzur, hace algunos meses, y que tuvo como destino el norte del vecino país. “Estamos frente a lo que llamo una nueva diplomacia, que no es recluirse en los viejos ritos, sino usar nuevos canales para movilizar a la sociedad. Es la cuarta provincia que visito, en un formato de trabajo directo con productores, industriales y sociedad civil, incluso en vísperas de Carnaval (una de las mayores fiestas en Brasil), para fortalecer la estrategia de promoción e intercambio entre regiones”, dijo en una visita a LA GACETA. En la oportunidad, Magariños, que vino acompañado por el secretario de Relaciones Internacionales de la Provincia Jorge Neme, fue recibido por el gerente general de la empresa, José Pochat.

El embajador, que hoy irá a la planta de Scania y luego encabezará un acto en la Casa de Gobierno, indicó a los empresarios tucumanos que no hay que pensar en un solo Brasil, sino plantearse un escenario de conquista de otros mercados internos del gigante comercial del Mercosur.

“La misión comercial tucumana se ha planteado ese objetivo, visitando zonas brasileñas no tradicionales y nos ayudó mucho para desarrollar una federación de cámaras de comercios de Argentina y Brasil, fuera de los lugares tradicionales”, reconoció Magariños.

“Los empresarios brasileños están ansiosos de hacer negocios. Esa es la razón por la que estoy aquí. Me siento comprometido tanto con ellos como por los argentinos que apostaron por Brasil. En el mundo moderno no sólo es vender, sino también comprar y, en el medio, generar inversiones de ambos lados”, remarcó.

Terceros mercados

Experto en áreas de relaciones internacionales, industria y comercio, desarrollo económico y medio ambiente, ha trabajado en posiciones de liderazgo tanto en el sector privado como en el gobierno argentino, así como también en las Naciones Unidas, Magariños considera que la cumbre de Asunción, en la que se definiría un acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea, previsto para fines de mes, “es un momento clave para la región y para la Argentina, en particular, pero no para 2018 o 2019, sino para 2022”, con una visión de mediano plazo para profundizar el intercambio comercial. Desde su punto de vista, más allá de la faceta económica y del desencanto de ciertos sectores (“por escuchar los mismos discursos”), “el proceso de construcción y consolidación del Mercosur no fue un fracaso, sino que fue muy exitoso”. Como ejemplo, expuso los avances en la integración de paz y de seguridad en la región y en materia de energía nuclear. “Para Argentina, Brasil es un socio y cliente muy atractivo. Creo que en ese terreno se puede hacer mucho más”, acotó.

Aún más, consideró que en ese marco de intercambio, la Argentina ha sido uno de los países que mejor aprovechó la relación con Brasil. A tal punto que afirmó: “exportamos a Brasil más que lo que lo hacemos a China y a los Estados Unidos juntos”. En ese proceso, Magariños resaltó la política exterior que impulsa el presidente Mauricio Macri, de mayor integración con el mundo, impulsando el acuerdo del Mercosur con la Unión Europea o planteando negocios con la Alianza del Pacífico. En ese aspecto, retomó aquel comentario del ex mandatario chileno, de aprovechar la fortaleza de un socio como Brasil para captar terceros mercados. “Ese es el sentido futuro de la integración con Brasil”, puntualizó.

La expansión del vecino

En otro tramo de la charla, el embajador sostuvo que hay oportunidades para aprovechar la expansión que se espera de la economía brasileña, de entre el 2,5% y 3% para este año. “En esto nos debe llamar la atención algunas situaciones. A veces, en un escenario de salida de la recesión hacia un crecimiento, no sirve pensar que automáticamente se verán los efectos. Ese es el peor error que podríamos cometer. Es el momento en el que hay que actuar con decisión y con mucha precisión y no salir a ver qué puedo colocar (como producto en el vecino país) a lo loco”, planteó. En ese sentido, insistió en que las provincias o las regiones, como lo hizo Tucumán con su misión comercial, “deben trabajar con mucha inteligencia para materializar resultados de lo que se siembra”. A su criterio, el proceso de construcción de confianza debe ser tanto del lado brasileño como del argentino. “Para eso se están impulsando los consejos empresarios binacionales”, puntualizó.

Comentarios