Se robaron las hamacas y destruyeron la iluminación

En la costanera de Alderetes, un espacio de esparcimiento duró menos de un año. En las obras se habían invertido $ 6 millones

06 Feb 2018

Ninguna de las 45 lámparas que hay alrededor de la plaza funciona. A la mayoría se las robaron; otras fueron destruidas a pedradas. De manera que, apenas cae el sol, la oscuridad comienza a dominar todo el territorio. Hace tan solo ocho meses, fue inaugurado el paseo al borde del río Salí, del lado Este, en la jurisdicción de la ciudad de Alderetes.

Lo que era una “pinturita” con juegos infantiles (hamacas, toboganes, sube y baja, pasamanos, entre otros); ahora es un territorio abandonado, donde las malezas crecen día a día y se alimentan los caballos.

En junio del año pasado, en el barrio Antena, en Alderetes, los vecinos tenían su espacio propio acondicionado para aprovecharlo en plenitud. La costanera había recibido una “lavada de cara” con un espacio para el esparcimiento de chicos y adultos. Ahí, al borde del río Salí, donde antes había basurales y matorrales, se distinguía una plaza con juegos y un parque con merenderos.

Esa una extensión de 400 metros en la que se construyeron dos pistas de salud y un amplio espacio para los juegos infantiles. Se colocaron nuevas y modernas luminarias y se construyó una caminería de hormigón. Además se hicieron bancos y merenderos para aprovechar el tiempo libre en familia.

Fondos públicos

“Parque Antena. Juntos estamos avanzando. Plan Nacional Hábitat Tucumán. Inversión Nación $ 6 millones” podía leerse en un enorme cartel de obra que estaba instalado en medio del terreno.

En agosto de 2016 (casi un año antes de la inauguración) habían comenzado las obras para cambiar la fisonomía del lugar. “La idea es cambiarle la cara”, había explicado aquella vez, Elvio Salas, encargado del grupo de trabajo integrado por más de 20 personas. “Esto va a durar si los propios vecinos se ocupan de cuidarlo -había dicho Salas-; porque durante la etapa de trabajo hemos sufrido algunos daños en las instalaciones, luego volvimos a arreglarlo y ahora hay personal de seguridad, pero una vez que se inaugure todo quedará en manos de la Municipalidad de Alderetes”.

Sin depósito

Ayer, LA GACETA recorrió el predio que parece a la deriva. Se robaron algunos juegos; el sistema de iluminación está destruido, y las malezas cubren todo la plaza. Rosalba Trejo, vecina del barrio, aprovechó el mediodía para llevar a sus seis hijos a la plaza. “Rompieron el depósito de la obra y se han robado todas las cosas que guardaban ahí”, explicó, mientras sus hijos buscaban una sombra.

La escena es muy distinta de lo que se podía observar en junio pasado. Ahora, casi no hay chicos en los pocos juegos que todavía se mantienen en pie. “Siguen creciendo los yuyos, y eso va a ser un problema cuando vayan a la escuela”, agregó la vecina.

De noche es una oscuridad total en la zona, según la vecina Laura González. La mayoría dice que los actos de vandalismo fueron protagonizados por adolescentes de otros barrios vecinos. De noche es intransitable; de día, las malezas impiden recorrer el paseo público. Hay un contenedor totalmente saqueado. Los vecinos están resignados. “Cuando vienen a romper las cosas no podemos decir nada porque algunos están armados”, dijo González.

Comentarios