Batalla: un arquero de manos firmes y seguras

Como contra Temperley, Batalla volvió a anular su arco.

04 Feb 2018
1

IMPECABLE. Desde que tomó posesión del arco de Atlético, Batalla no recibió goles oficiales. Lleva 180 minutos invicto. la gaceta / foto de DIEGO ARAOZ

BUENOS AIRES, (Especial para LA GACETA).- Si había una posición difícil a cubrir en Atlético, esa era la del arquero. Estando Cristian Lucchetti fuera de servicio, la obsesión de la directiva en el mercado de pases del verano fue buscar un arquero con roce internacional y capaz de hacerse cargo a la brevedad de cuidar el arco de “Laucha”.

Augusto Batalla siempre fue el plan A, desde el mismísimo instante de que se supo que en River no iba a tener minutos y que la recuperación de Lucchetti, tras haber sido sometido a una operación en el hombro izquierdo, iba a durar quizás un poco más de la cuenta. Por él Atlético negoció hasta conseguir el sí del “Millonario”.

Hoy, después de dos partidos por los puntos y de no haber recibido goles en contra, los dirigentes sienten haber acertado un pleno. Los hinchas también, a decir verdad, porque reemplazar a un ídolo como Lucchetti suponía ser una carga extra. Ni contra Temperley, primero, ni con Banfield ayer, Batalla fue “bombardeado”. De hecho, tuvo encuentros calmos, gracias a una defensa que se mantiene como bastión.

Sin embargo, Batalla respondió cuando tuvo que hacerlo. Reacción felina si las hay demostró el ex River cuando desvió un remate de Martín Lucero casi desde el área chica. Con esa atajada evitó la derrota parcial del “Decano”. Misión cumplida para él. “Fue un partido que sabíamos que iba a ser así (trabado). Ellos tenían equipo alternativo y sus chicos han hecho un buen trabajo”, fue el análisis de Batalla con el partido sobre sus espaldas.

“Tendríamos que haber sumado de a tres, pero no se dio. Y cuando no se da, hay que sumar de a uno; es así”, agregó luego el cuidapalos “decano” que, rápidamente, corrigió al periodista de la TV cuando le consultó si Atlético había dejado escapar dos puntos en su intención por asegurarse una vacante (provisoria) en la Copa Sudamericana 2019. “No. Nuestra primera ambición es salvarnos del descenso, seguir sumando para que Atlético se quede en Primera. Esa es la realidad”, dijo, y siguió: “dejamos dos puntos para eso, más que para una Copa. Es lo que lamentamos, pero estamos trabajando muy bien”.

Ante el elogio por sus 180 minutos sin recibir goles, Batalla sostuvo: “uno vino acá a sumar su granito de arena al equipo”.

Comentarios