Convocarían a nuevos comicios en Cataluña

Sectores independentistas evalúan alternativas a Puigdemont Los secesionistas quieren saltar los reveses judiciales que por ahora imposibilitan que Puigdemont asuma

04 Feb 2018
1

CARETAS DE PUIGDEMONT. Independentistas marchan el 30 de enero. Reuters

BARCELONA.- La política catalana se encuentra más bloqueada que nunca. Ante la imposibilidad legal de investir nuevamente como presidente al exiliado Carles Puigdemont, algunos sectores del independentismo comienzan a pensar en nuevas elecciones.

Puigdemont huyó hace tres meses a Bruselas, tras su destitución por parte del presidente español, Mariano Rajoy. Ello sucedió luego de que el parlamento regional aprobara la secesión de Cataluña. Sobre el líder independentista pesa una orden de detención por delitos de rebelión, sedición y malversación, motivo por el cual sería inmediatamente detenido si retornase a territorio español.

En las elecciones autonómicas del 21 de diciembre, la suma de los partidos independentistas logró 70 de los 135 escaños del legislativo catalán, por lo que volvieron a obtener la mayoría absoluta. En consecuencia, los secesionistas intentan saltear los reveses judiciales del Tribunal Constitucional español para que Puigdemont pueda asumir como presidente de la Generalitat (el Ejecutivo catalán).

Sin embargo, las divisiones dentro del independentismo cada vez son mayores. Desde algunos sectores, principalmente desde Junts per Catalunya (JxC, el partido del ex presidente), consideran a Puigdemont como el único candidato posible y prefieren volver a las urnas antes que renunciar a que su líder sea proclamado.

Otros sectores, especialmente Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), reclaman que el ex presidente se aparte del escenario y ceda su lugar a otros candidatos a presidente. El diario El País, de Madrid, consigna que el independentismo trata de que estas tensiones internas no afloren, pero las costuras de esa unidad están más tensas que nunca y con estrategias dispares.

La última voz de Junts per Catalunya en verbalizar la intención a ultranza de investir a Puigdemont fue la de Clara Ponsatí, ex consejera de Enseñanza también exiliada en Bruselas.

Mientras, el vicepresidente de Òmnium Cultural (centro de difusión de la cultura catalana), Marcel Mauri, reclamó a los partidos independentistas “máxima unidad y generosidad” para garantizar lo antes posible la formación del Gobierno y la restitución de las instituciones catalanas. (Especial)

Comentarios