Tiro con arco: la pasión que los lleva al blanco

En el Tiro Federal de Tucumán, los arqueros quieren ser más. Descubrieron en la arquería un deporte apto para todos.

04 Feb 2018

El protagonismo de los arqueros crece día a día en el Tiro Federal. “Algunas se sorprenden”, revela Gisela Yubrín, bicampeona nacional. “Es un deporte que ni en la tele lo veía, pero me gustó cuando mis padres me trajeron”, reconoció Maximiliano Plaate. “No hay excusas para practicarlo”, sentenció Cristina Japaze. Los tres tiradores son ejemplo de que el tiro con arco da la posibilidad a todos de ser deportistas.

Se pueden establecer algunas combinaciones para ejemplificarlo. Allí están Cristina, de 64 años, y “Maxi, de 12. Ambos demuestran que no hay edad para empuñar el arco y sostener la flecha. “No sé si hay otras actividades que se puedan practicar a esta edad. Además, puedo competir y aspirar a ganar medallas”, celebró la dama. “Todavía no gané”, aclaró sobre sus participaciones en torneos regionales. “Este deporte no es de fuerza sino de resistencia porque tenemos que tirar muchísimas flechas”, reflexiona “Maxi” con una seriedad que no va en sintonía con su corta edad.


Si sumamos a Yubrín al ejemplo democrático del tiro con arco, queda claro que poco importa la cantidad de tiempo de práctica para tener éxito. La arquera en apenas cuatro años ganó títulos nacionales; estableció nuevas marcas y ya representó al país en Salt Lake City, Estados Unidos y en Guatemala. “Es por todo ello que algunas de mis rivales se sorprenden cuando cuento mi historia”, explica Yubrín sobre las reacciones que provoca al cruzar la frontera tucumana para competir. “Algunas tiran hace nueve años y son mis modelos a seguir”, reconoció sobre sus referentes que, paradójicamente, no tuvieron los mismos resultados que ella en tanto tiempo.

La mujer de 41 años es modesta y puede sentirse un poco incómoda si “Maxi”, por ejemplo, la mira como un modelo a imitar. Aunque al pequeño le gustaría coincidir más veces con Yubrín cuando se entrena. En el ambiente todos saben que el camino a seguir es el que ella transita. Sólo así los tiradores que hay en la Escuela de Iniciación, con chicos de 4 a 11 años, llegarán a logros similares. “Lo que se hace acá es lo que hace Gisela”, dijo con firmeza Miguel Alarcón. “Ella viene, sea entrena y crea una disciplina”, detalló el juez regional e integrante de la comisión de tiro con arco del Tiro Federal. “Cristina es otro ejemplo: nunca hizo un deporte y aquí se entrenar cuatro veces por semana. Otros hacen algún trabajo específico para complementar. Esos son los valores que intentamos inculcar”, sostuvo el directivo.

Desde la Federación de Tiro con Arco (Fatarco) quieren que el compromiso que asumen Cristina, Gisela y “Maxi” se multiplique en todo el territorio argentino y por ello se creó el Comité de Desarrollo del que Alarcón es el responsable en la zona norte. “Hicimos exhibiciones en las escuelas para que los chicos se entusiasmen y vengan a practicar. La idea es que, como el chico practica voley o handball, también tenga la posibilidad de practicar tiro con arco”, anhela Alarcón. El deseo no parece ser difícil de concretarse por las reacciones. “Muchos directivos quedaron encantados. En varios colegios están trabajando para implementarlo como taller extracurricular o, incluso, como parte de Educación Física”, contó el dirigente.


De acuerdo a lo que cuenta Fabiola, mamá de “Maxi” y también arquera, es una excelente opción de iniciación deportiva. “Cualquier deporte es bueno, pero este te enseña a controlar la cabeza. A mi hijo le enseñó a tener más control de sí mismo, a entender que las cosas son a su tiempo y que no todo debe ser ya”, reconoció.

La recomendación de los expertos es clara: no compren nada hasta saber si el deporte es de su agrado. En el Tiro Federal está la escuela de arquería donde se provee todo lo necesario para conocer el deporte. Una vez interiorizados y decididos a la práctica del tiro con arco, el equipo adecuado a las características de cada tirador puede ser comprado.

“El objetivo es difundir el deporte. El que viene no tiene que traer nada. El curso de iniciación lo dictamos arqueros del club que hicimos una instrucción en la Federación”, detalló Pablo Moreta. “Lo primero que hacemos es hablar de seguridad: se les dice que es un arma, qué se puede hacer y qué no, hay un contexto de seguridad. Los más chicos tienen que tener un permiso de los padres, que dejan asentado que les permiten practicar”, explicó los requisitos Moreta. Los detalles pueden consultarse en: www.facebook.com/TCATFT/ y www.facebook.com/TiroFederalDeTucuman.


Comentarios