Desde UTA anuncian un paro en rechazo al cobro del sueldo en cuotas

Los empresarios se escudan en la crisis económica del sector.

03 Feb 2018
1

EN PRESIDENCIA. El presidente del Concejo, Armando Cortalezzi (cabecera), recibió a los dirigentes sindicales de UTA. Prensa Concejo Deliberante

Febrero comenzó con la amenaza de un paro de transporte público. Desde el sindicato que nuclea a los choferes de colectivos anunciaron una huelga para la semana que viene si los empresarios no depositan los sueldos de enero.

“Los dueños de las firmas nos manifestaron que no harán efectivo el pago del sueldo de enero en una sola cuota. Si el martes no están depositados los sueldos, y en una sola cuota, el miércoles nos veremos obligados a parar el transporte público”, advirtió César González, titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

Los dueños de las firmas, aunadas en la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat), habían solicitado a finales de 2017 un aumento en la tarifa de colectivos en el Concejo. Desde Aetat habían explicado que el sector se encuentra en crisis y que el atraso en la tarifa, entre otros motivos, dificultaban el pago de los salarios en una sola cuota. En diciembre, los empresarios solicitaron por escrito llevar el boleto en la capital de los $ 9,35 actuales a $ 15,98. En un informe firmado por la Subsecretaría de Tránsito, la Municipalidad recomendaba que la nueva tarifa no podía superar los $ 11,70. A comienzos de enero, por la baja de los subsidios y el incremento de los insumos dolarizados, los empresarios realizaron una nueva presentación: pidieron un boleto a $ 17,04.

González mantuvo reuniones en los últimos días con funcionarios de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán y del Concejo. “Se lo pedimos al intendente y también aquí al Concejo: pedimos que intervengan con los empresarios para garantizar el pago de los salarios de los trabajadores y no lleguemos a medidas de fuerza, para que la gente no se quede sin colectivos”, continuó el sindicalista, en la presidencia del Concejo, tras la reunión con su titular, Armando Cortalezzi (PJ).

El titular del gremio explicó que desde Aetat habían remitido por escrito a la Municipalidad, a la Provincia y al gremio un pedido para que los colectivos funcionen hasta las 22 en vez de hasta medianoche para reducir los gastos. “Esto nos preocupa; los abogados del gremio están trabajando en una presentación. Queremos que el municipio y la Provincia medien con los empresarios para evitar medidas extremas. Si el martes no nos depositan el sueldo, el miércoles habrá medidas de fuerza”, insistió el sindicalista.

Cortalezzi explicó que el pedido de aumento no puede tratarse hasta que se inicie el periodo de sesiones ordinarias (a partir del 1 de marzo), a menos que el intendente, Germán Alfaro (Cambiemos), convoque a una sesión extraordinaria siempre y cuando justifique el llamado en el interés vecinal. “Nos preocupa que los empresarios hayan solicitado reducir el servicio, así como también que pueda haber nuevamente un paro. Desde el Concejo pedimos al intendente que haga respetar las normas y condiciones de los pliegos de licitaciones de colectivos”, explicó Cortalezzi. Y agregó: “El Concejo no tiene nada que ver con el pago de los salarios de los empleados, pero nos preocupa la situación”, explicó el presidente del cuerpo.

El titular de Tránsito y Transporte Público, Enrique Romero, manifestó que no se resentirá el servicio a las 22, como habían solicitado los empresarios. “Entendemos que la situación del transporte es crítica, pero no podemos resentir el transporte. De esta situación también es responsable la Provincia, porque la Dirección de Transporte del Poder Ejecutivo es la que fija la tarifa de las 56 líneas de colectivos interurbanas y rurales, que tienen 800 coches en circulación”, afirmó.

Taxistas: piden que la tarifa suba un 53%

La suba también incluirá a los taxis. Diferentes entidades que nuclean a los propietarios y choferes de taxis de San Miguel de Tucumán habían solicitado a mediados de noviembre aumentar la tarifa un 50%: habían pedido llevar la bajada de bandera de los $ 13 actuales a $ 20. A su vez, solicitaron llevar la bajada de bandera de $ 1,30 a $ 2. Representantes de propietarios, conductores y peones de taxis habían adelantado que podrían tomar medidas de fuerza las primeras semanas de febrero si no se aumentaba la tarifa.

- $ 9,35 es el valor actual del boleto en la capital. La tarifa está vigente desde enero de 2017

- $ 17,04 es la tarifa que piden desde Aetat. En diciembre habían pedido $ 15,98 pero luego la elevaron

- 82% es el porcentaje de suba que piden las firmas. Aducen que los insumos son dolarizados

- 429 colectivos circulan en la capital, en 14 líneas urbanas. El 34% tiene aire acondicionado

La postura empresaria

“El atraso del concejo para aprobar el aumento ha agigantado la crisis del sector”

“El atraso del Concejo para aprobar el aumento de tarifa ha agigantado la crisis que atravesamos las empresas. Estamos en una crisis económica general y sin ver una salida”, resumió el vicepresidente de Aetat, Jorge Berreta. El empresario confirmó que desde la cámara de transportistas habían solicitado ante la Provincia y la Capital medidas para paliar la situación, entre las que se encontraban restringir el servicio a las 22, y abonar los salarios de enero en dos cuotas. “Tenemos un atraso tarifario importante. Hasta diciembre el valor del viaje en Buenos Aires estaba en $6,50. En el sector AMBA (Ciudad de Buenos Aires y área metropolitana), por cada pasajero transportado reciben $14,46 en subsidios. La tarifa genuina era de $21. En Tucumán es a la inversa: recibimos $6,46 por pasajero transportado de subsidio, incluyendo la reducción al precio del gasoil, y el boleto está en $9,35, por lo que la tarifa global es de $15,81. Es decir, $6 pesos menos. Ése es el atraso tarifario”, afirmó Berreta.

Comentarios