Los conejos se han vuelto las mascotas ideales para los chicos: son dóciles y necesitan poca asisten

La alimentación es fundamental, a base de verduras y de heno. Expertos comentan cómo cuidarlos.

30 Ene 2018

Ya no es extraño ver un conejo como mascota y mucho menos cuando el hogar es pequeño, como un departamento. Y eso sucede porque son animales dóciles, de fáciles cuidados, compañeros, con pocas zoonosis (enfermedades que transmiten al hombre), les gustan las caricias y al ser tan suaves ¿a quién no le gustaría tenerlos en brazos? Un veterinario especializado en animales no convencionales explica qué cuidados hay que tener con estos pequeños peludos y una vendedora detalla cuáles son las especies que se pueden conseguir en Tucumán y qué tipo de alimentos hay en el mercado.

“Tener un conejo de mascota es una tendencia con cada vez más adeptos, sobre todo entre los jóvenes. Creo que es una buena elección, porque son animales tranquilos. La diversidad es otra de sus cualidades: hay enanos o más grandes, pero los más elegidos son los medianos o chicos, de razas como mariposa, holandés, o los de orejas caídas, que rondan los 2 kilos y medio de adultos. Viven cerca de 10 años si son sanos”, comenta Néstor López, veterinario clínico y cirujano de especies no convencionales.

Si vamos a adquirir un conejo, López recomienda primero una consulta previa con un veterinario para que explique cómo deben ser la alimentación, los manejos y los cuidados para que no sobrevengan inconvenientes cuando estén en casa (“muchas veces se comen cables o muebles con pinturas tóxicas que pueden afectarlos, por ejemplo”).

- ¿La convivencia con otros animales es uno de esos temas que hay que saber con anterioridad?

- Claro. Por ejemplo, los perros pueden atacarlos, sobre todo los más chicos: les llama la atención ver un animal pequeño correr de un lado a otro. Y al ser un predador por naturaleza, el perro tenderá a atacarlo. Tenemos casos de caniches que lastimaron gazapos (son las crías). No conviene o hay que tener mucha precaución si van a convivir conejos con perros. Con los gatos pasa lo mismo. Pero sólo hemos tenido casos de ataques de gatos a cobayos.

- ¿Cómo se los alimenta?

- Son herbívoros, pero tienen un ciego donde se fermentan los vegetales que comen, por lo que no es conveniente darles fruta. Esos azúcares pueden producirles un desequilibrio en el intestino. También comen pasto (cualquier tipo, pero sin haber sido fumigado ni fertilizado). Y si en la casa hay perros, hay que lavar el césped antes de ofrecérselo. También se les puede dar apio o achicoria.

- ¿Son convenientes los alimentos balanceados?

- Hay que considerar que el alimento para conejos es de engorde para animales de abasto (criados para consumo humano). Por este motivo debe estar restringido el acceso a ellos. Se les puede dar una vez al día, con la cantidad necesaria de acuerdo con su peso. Y complementarlos con heno, que es fundamental.

- ¿Por qué es importante el heno?

- Tienen un crecimiento constante de los premolares, molares e incisivos. Entonces el desgaste se producirá con la molienda de este pasto seco. Si no, por ejemplo, tendrá unos picos en los dientes que pueden producirles lesiones.

- ¿La esterilización es importante?

- Hay que esterilizarlos de muy jóvenes si se decide que no tengan cría. Eso ayudará a mejorar el comportamiento en los machos, que se vuelven veloces, agresivos y escurridizos cuando están enteros. A las hembras también: hay que sacarles los ovarios y el útero para prevenir carcinomas comunes en conejas de cuatro a cinco años. Y a su vez, controlás la reproducción. Ojo con eso: son muy prolíficos. La hembra, a las 24 horas de parir ya está en celo.

- ¿Y si hay niños en la familia?

- Hay que tener precaución con los gazapos. Los niños pequeños los quieren sostener y a veces los toman de una pata o se les caen -por ejemplo- y los pueden fracturar. Por ello, los adultos deben supervisarlos.

- ¿Cómo sería un espacio ideal para un conejo?

- Pueden vivir en un departamento, sin dudas. Pero un fondo amplio sería ideal, para que tengan espacio para correr. Cuidado con algunas plantas del jardín que pueden ser venenosas para ellos. También es necesario un lugar restringido para cuando nosotros no estamos. Puede ser una jaula grande; después se lo suelta cuando estamos con él.

Variedades

En Tucumán se pueden encontrar razas como gigantes de flandes, californianos, leonados de borgoña, mariposas, orejas caídas, mini rex, cabezas de león (peludos) y conejitos de indias, comenta Valeria Lizardo, de un local ubicado en Córdoba al 600, donde venden estas mascotas.

“Generalmente, los clientes llevan las razas pequeñas para departamentos. Hay personas que los crían sueltos, como un miembro más de la familia, y otros en jaulas. A ellos les recomendamos que en el piso de la jaula tengan rejilla y la viruta limpia para que no convivan con sus propios desechos”, advierte Lizardo. Sobre los alimentos, dice que venden alfalfa (el más común de los henos que se consigue) y una variedad de cookies para conejos que sirven para que limen los dientes.

Los precios de estas mascotas arrancan en $ 220 (depende de la especie) y el alimento balanceado cuesta desde $ 20 el kilo.

¡Cuidado! Ellos también sufren de golpes de calor

Cuando hay alta temperatura ambiental, los perros y los gatos tienen desgano, falta de fuerza, sed extrema, desorientación, decaimiento, temblores, salivación aumentada y vómitos. Para evitar que les pase eso, hay que permitirles estar en un lugar fresco, amplio, con buena ventilación y con acceso al agua fresca y limpia. El gato, por ejemplo, con el acicalado baja su temperatura: al evaporarse la saliva que depositó sobre el pelaje durante el lamido disminuye la temperatura corporal.

Localizadores, para que no se pierdan nunca

Los localizadores que se encuentran en el mercado funcionan mediante dispositivos GPS que se colocan en el collar de la mascota o en las chapitas de identificación. Esto permite que sea cómodo, seguro y efectivo. La señal está conectada a un teléfono celular o a la PC. El objetivo principal de los localizadores es que la mascota no se extravíe, ya que el sistema proporciona su localización exacta en tiempo real. Se los puede conseguir en Mercado Libre o en veterinarias, y el precio arranca en $ 1.200.

Comentarios