Secuestran cerca de siete toneladas de limón en Tafí Viejo

Fue en un operativo para prevenir el HLB.

26 Ene 2018
1

Casi siete toneladas de limón fueron decomisadas en Tafí Viejo como consecuencia de un operativo conjunto entre la patrulla provincial para la prevención del Huanglonbing (HLB) y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

“Se detectó un camión que trasladaba 16 bins de madera con 400 kilogramos de limón cada uno con un Documento de Tránsito Vegetal (DTV) irregular, que no contaba con las firmas pertinentes. Descubrimos inconsistencias entre lo que transportaba y lo que indicaba el remito, entre otras fallas”, explicó el coordinador regional temático de Protección Vegetal del Senasa, Rafael Rodríguez Prados.

El operativo se realizó en el marco del Programa Nacional de Prevención del HLB, en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Productivo de Tucumán. El HLB es una enfermedad causada por una bacteria que afecta y mata a las plantas cítricas, que hasta el momento no tiene cura y que si se instala en un área productiva puede ocasionar pérdidas de hasta el 45% en menos de cinco años, poniendo en riesgo el desarrollo de las economías regionales.

Al acecho

Según los profesionales del sector, esta enfermedad -causada por la bacteria Candidatus liberibacter- está cada vez más cerca de Tucumán, el principal polo citrícola argentino que en 2016 fue declarado, junto con Jujuy, Salta y Catamarca, “Área Protegida de HLB”.

La propagación se produce a través de yemas infectadas utilizadas en la injertación de nuevas plantas, además de la transmisión por medio de un insecto vector (Diaphorina citri) cuando se alimenta de la savia de las plantas cítricas enfermas. “Como dicho vector se encuentra presente en la mayoría de las provincias citrícolas argentinas, se debe evitar el ingreso de plantas, tierra o partes vegetales que puedan estar contaminadas con Candidatus liberibacter”, señalaron desde el Senasa.

Durante este año, se van decomisando casi 13 toneladas de cítricos con documentación irregular y 300 plantines cítricos sin injertar debido al incumplimiento de la Resolución Senasa N° 930/09 que establece que la producción y comercialización de plantas cítricas debe ser bajo cubierta de malla antiáfidos. “La documentación sirve para determinar el origen de la mercadería. Conocer la trazabilidad de un producto minimiza los riesgos sanitarios. Productores, comercializadores y transportistas deben tener claros los requisitos que se exigen. Ante cualquier duda se pueden acercar a nuestras oficinas o consultar por internet en nuestra web”, agregó Rodríguez Prados.

El funcionario señaló también que, durante este mes se reforzaron los operativos en los puestos de control fitozoosanitarios situados en los límites interprovinciales con el fin de impedir el traslado de frutas cítricas en autos particulares y transportes comerciales. En este sentido, desde Senasa se recordó a los viajeros que está prohibido trasladar dentro del país plantas, frutas o partes vegetales sin autorización de Senasa. Las actividades continuarán en febrero.

El Organismo recomendó a los viajeros que se informen acercándose a cualquiera de las 368 oficinas del Senasa, llamando a la línea gratuita 0800-999-2386 o ingresando al sitio www.senasa.gob.ar.

Comentarios