Propuestas alternativas en el 40° de Rock

Llovera y Zener figuran en la grilla de recitales en el Robert Nesta. Una puesta con toque teatral.

26 Ene 2018
1

BANDA FAMILIAR. Llovera está integrada por el padre y dos hijos. prensa

El rock alternativo tucumano tiene dos expresiones que transitan los escenarios desde hace años y que hoy confluirán en una nueva fecha del festival 40° de Rock, en Robert Nesta Club.

Llovera reconoce influencias tanto de los viejos maestros del género como Deep Purple, Led Zeppelin, Black Sabbath o Pink Floyd, como de otros más nuevos, al estilo Linkin Park o Breaking Benjamin. En su tercera presentación en el festival, recorrerán los temas de sus discos, mientras preparan nuevas canciones para un trabajo a lanzar el próximo año.

“Somos una banda familiar y nos es cómodo trabajar entre nosotros. En los ensayos terminamos de tocar y hacemos una crítica entre los tres, y queda como tarea practicar y ponernos a estudiar la parte que falló. Quizás en otros grupos decís que están haciendo algo mal y puede haber ofensas, pero no pasa aquí por la confianza tremenda que nos tenemos”, afirma Isaac Llovera, a quien sdcundan sobre el escenario su padre, Adrián, y su hermano, Franco.

El guitarrista disfruta de esta fiesta rockera, la primera del año en Tucumán. “En el Nesta nos brindan un espacio que está copado, con buen audio y buenas luces para poder arrancar con muchas pilas la temporada. Además te encontrás con nuevas bandas, en las que hay un poco de todo: algunos están aprendiendo y otros arrancan con una mentalidad profesional, tratando de hacer las cosas de la mejor manera posible, invirtiendo tiempo y plata para así ir creciendo”, describe.

Acerca de lo que preparan a futuro anticipa: “queremos hacer un cambio, tratar de conseguir otro resultado, salir del hard rock alternativo para tocar prácticamente sin distorsión y con un estilo más moderno. Ya en el último disco lo experimentamos y funcionó bastante bien”.

Más que música

Zener también está trabajando un nuevo material de rock experimental y abstracto, sin fecha de lanzamiento. Volcada en lo alternativo y experimental desde su nacimiento en 2011, la banda ya estuvo en Salta y en Buenos Aires presentando sus dos discos. “Nuestra propuesta engloba muchos conceptos artísticos, tanto en la puesta en escena teatral en vivo como en las ediciones de los CD. El primero salió con el libro ‘La desintegración del tiempo’, sobre un sueño que tuve que devino en una narración secuencial con una trama. Por eso nos sigue gente que no siempre va a los recitales”, dice Mauro Luque (lo acompañan Romina dC/dL y Emiliano Silva).

El 40° de Rock es, para este músico, más que un mero festival. “Es un gran alivio que hagan estos eventos para que los artistas tucumanos puedan tocar sin comprometerse económicamente. En otros recitales, los músicos terminan poniendo de su bolsillo los gastos”, lamenta.

La noche la completarán A.C.V. (punk), Notreband (fusión) y Sólo x Hoy (pop rock).

Comentarios