San Martín: Forestello quiere un equipo explosivo

El preparador físico Diego Burkhard prepara al plantel para cumplir esa meta.

25 Ene 2018
2

A FULL. Burkhard dialoga con Busse durante el parate de una práctica. El “profe” apunta a que los jugadores estén rápidos. prensa casm

La “revolución” que intenta generar Rubén Forestello desde su asunción como entrenador de San Martín tiene varias aristas clave.

“Yagui” quiere un equipo dinámico y agresivo, lo que obligó a cambiar la metodología de trabajo de un plantel que no venía explotando ese aspecto.

El estilo de juego del nuevo DT requiere de jugadores intensos, que puedan marcar la diferencia con potencia física. Y sobre ello vienen trabajando desde el inicio de la etapa más fuerte de la pretemporada.

Justamente, para lograr lo que quiere Forestello se necesita pura y exclusivamente de trabajo diario. Así lo hace saber Diego Burkhard, preparador físico “santo”, en diálogo con LG Deportiva luego de una tarde pasada por agua.

“Para lograr un equipo explosivo, picante e incisivo, lo primero que se debe hacerse es mentalizar a los jugadores. Nosotros intentamos formarle el hábito en los entrenamientos diarios. Si sos intenso en las prácticas, lo sos en los partidos”, explica el “profe” y ahonda más en el tema. “Si lo repetís en los ejercicios diarios, también se repetirá en los juegos por los puntos. En todos los equipos donde estuvimos pudimos conseguir los resultados deseados trabajando de esta manera”.

Si bien el “Santo” no pudo “explotar”, nunca durante la primera mitad del torneo, y tuvo una falencia clara en la intensidad con la que afrontaba los partidos, el trabajo del nuevo cuerpo técnico no resultó traumático para los jugadores. “Estamos muy conformes con el trabajo que venimos realizando. Cuando uno llega a un club lo primero que hace es conocer al plantel y la verdad que lo logramos rápido. Entonces, pudimos elevar las cargas y de esa manera vamos a poder tener la intensidad que el torneo requiere”, asegura Burkhard.

Que el plantel no haya podido jugar más duelos de cortesía durante la etapa preparatoria no implica un problema mayor, según el encargado de la preparación física.

Muchas veces, sin amistosos, a los equipos les cuesta bajar las cargas de la etapa fuerte de trabajos físicos y deben ir puliendo detalles en ese aspecto con el correr del torneo. Sin embargo, lo que sucedió en esta ocasión (el “Santo” hasta ahora sólo jugó un partido preparatorio), fue una decisión del cuerpo técnico. “Cuando jugás muchos amistosos, después te la pasás recuperando el físico. Nosotros preferimos trabajar fuerte y jugar el fin de semana. Lo único que lamentamos es que se nos cayó un juego; pero venimos trabajando bien. Vamos a llegar en condiciones al torneo”, concluyó.

En el “proyecto Forestello”, lo físico tiene un papel preponderante. En eso apuestan fuerte en San Martín; llegar 10 puntos al torneo es tan necesario como comenzar con el pie derecho.

Comentarios