Destapaba una canaleta, cayó sobre cables y se electrocutó

Era plomero y destapaba una canaleta cuando cayó sobre los cables.

25 Ene 2018
1

TRÁGICO ACCIDENTE. La Policía retira el cuerpo sin vida de Barrionuevo. .

Hugo Antonio Barrionuevo llevaba más de cinco décadas trabajando como plomero. Ayer, a sus 65 años, un accidente laboral terminó con su vida. El hombre tropezó y murió electrocutado al caer sobre unos cables de alta tensión, mientras limpiaba una canaleta.

Barrionuevo se había levantado cerca de las siete de la mañana para ir a trabajar, como lo hacía todos los días desde los 14 años. Puso su moto en marcha y se dirigió a la casa de uno de sus clientes con el propósito de destapar una canaleta. Al llegar al domicilio, ubicado en la calle Corrientes al 2.000, en barrio El Bosque de la Capital, el hombre se subió al techo y comenzó a trabajar hasta que, al parecer, perdió el equilibrio y cayó encima de unos cables de energía eléctrica que pasaban por la terraza de la casa. Desgraciadamente, murió electrocutado en el acto.

Los dueños de la casa, Juan Ricardo Guerra y Sandra, explicaron que cerca de las 10 dejaron de escuchar los pasos del hombre en el techo, por lo que empezaron a preocuparse. “Le gritábamos desde la vereda y luego intentamos llamar a su celular, pero no atendía”, dijo Sandra. La mujer contó que vecinos se acercaron al lugar y uno de ellos se ofreció a subir al techo a ver si Barrionuevo estaba bien.

Apenas accedió al parte superior de la vivienda, se asustó y bajó sin poder decir una palabra, por lo que otra vecina, Cecilia Brito, trepó al techo y desde allí informó que Barrionuevo estaba “tirado muerto entre los cables”.

Inmediatamente, la dueña de casa llamó al servicio 911 y a la familia de la víctima, quienes llegaron minutos después. El hermano del plomero, José Tomás Barrionuevo, tuvo que ser asistido por médicos en el lugar, debido a que sufrió una suba de presión.

Horas después del accidente, la policía y los bomberos bajaron el cuerpo de Barrionuevo, envuelto en una colcha que había traído su hermano para “taparlo de la lluvia y de las miradas”. Una vez que el fallecido estaba abajo, los agentes de seguridad lo metieron a la casa donde había estado trabajando. Allí permaneció cerca de tres horas hasta que fue retirado. “Lo vimos llegar en su moto y se fue en un cajón”, lamentó Sandra.

Comentarios