Ivo Chiapponi y un sueño que recién empieza

“Chiappo”, además de entrenar pensando en los Odesur, también juega al fútbol y al “Clash”.

24 Ene 2018

Apenas pasó un mes de aquel día de diciembre cuando LA GACETA premió a los mejores deportistas de cada disciplina. En esa ceremonia no faltó Ivo Chiapponi, un gimnasta que se acostumbró a participar de las galas deportivas del diario, ya que fue distinguido en más de una ocasión, y de forma consecutiva.

Son de público conocimiento sus habilidades deportivas que lo convierten en, sino en el mejor, en uno de los mejores gimnastas de la provincia. Su búnker de entrenamiento está ubicado a tan sólo unas cuadras de la plazoleta Mitre, ahí se encuentran todas sus herramientas: el potro, las barras de equilibrio, las barras asimétricas, los aros, arzones y las pesas con las que pasa horas y horas trabajando para edificar sus sueños.

Ivo comenzó a practicar gimnasia a los cuatro años, y transitó un camino distinto al resto. A los 11, hizo su ingreso en la máxima categoría, alcanzando el “nivel A”. El escalafón más algo de la gimnasia tucumana significó para Ivo la pérdida de momentos propios de un adolescente. Las salidas con sus amigos se restringieron, el tiempo en su hogar se redujo considerablemente, incluso su tiempo en la escuela se vió afectado por las horas en las que se dedicó a entrenar. “La gimnasia es lo que amo y lo que elijo”, expresó.

“Cursé la secundaria hasta la mitad, luego pude continuar mis estudios vía internet y logré terminarlos. Paso la mayor parte de mi tiempo en Mitre; desde la mañana hasta la tarde me encontrarán ahí entrenando, ese es mi lugar en el mundo” confesó Chiapponi.

Si bien su especialidad es la gimnasia, y más precisamente en el suelo, sus intereses priorizan otros deportes, generalmente individuales. En ese sentido, no es atípico verlo jugar un partido de fútbol, algo que el gimnasta asegura que le gusta mucho. “Si tuviera que practicar otro deporte seguro elegiría el tenis” afirmó.

En su tiempo libre disfruta de las batallas monárquicas que desarrollan las series Vikingos y The Game of Thrones, pero además, es un fiel seguidor de Breaking Bad, serie que cruza los caminos de un, injustamente, despreciado profesor de química, Walter White y, un joven con problemas de adicciones, Jessie Pinkman.

Su interés por las luchas desatadas en las series que mira en Netflix se ve reflejado en su afición por el video juego Clash Royale. El juego de Android cautivó a Ivo. que puede pasar un buen tiempo eligiendo cartas y planificando de manera estratégica cómo defender sus torres de otros jugadores que buscan destruirlo en tiempo real.

Cuando termine su temporada de competencias y pueda tener su merecido descanso, Ivo sueña hacerlo en alguna playa junto a su familia y amigos. Hasta que llegue ese momento, seguirá viajando y disfrutando, junto a sus compañeros de selección, la vida que hoy tiene por su nivel deportivo. “Este año cumplo 18 años y pasaré a la mayor. Mi objetivo es entrar a los equipos que representarán al país en los próximos torneos internacionales, como los Odesur en Chile, los Panamericanos en Perú y el Mundial en Doha, Qatar” relató emocionado “Chiappo”.

comentarios