Cartas de lectores

23 Ene 2018 Por LA GACETA

Un lugar único en el mundo

¡Único en el mundo! Los tucumanos debemos sentirnos orgullosos de tener en nuestra “joya turística”, que es Tafí del Valle, el único polígono de tiro del mundo a esa altura del nivel del mar. Nuestros visitante extranjeros y nacional ahora los despiertan con una batería de disparos, que reproduce el eco de los cerros y se advierte con la huida de los pájaros y de todas las especies animales. Esto ocurre a partir de las 10, con no menos de 9.000 disparos en ocho horas, de viernes a domingo. Vemos en los gobernantes, intendente, Concejo Deliberante, director de Turismo y ciudadanos que lo practican, el disfrute de ofrecer “tan dulce” melodía dedicada a todos los lugareños e ilustres turistas. ¡Visite Tafí del Valle! ¡A su hermoso paisaje suizo le acompaña una sinfonía de tiros!

Luis Francisco Presti
[email protected]

Las infracciones en motos

El tiempo pasa y es más que notable la falta de responsabilidad y criterios de los funcionarios públicos de turno para resolver el caos de tráfico producido por los motociclistas, y para hacer cumplir las ordenanzas vigentes. LA GACETA publicó fotos de una familia de siete personas en una moto. Alrededor de las escuelas concurren los padres llevando a sus hijos (varios) en motos y ninguno usa casco, y con el policía municipal en la esquina de la escuela se saludan como grandes amigos. Todos los fines de semana la ruta al cerro San Javier es un caos por los cientos de motos subiendo y bajando, corriendo carreras entre ellas, o haciendo zig zag entre los autos y también sin cascos. En la zona de El Paraíso hay un destacamento policial y jamás hacen control del tráfico. Hace unos días atrás falleció una señorita en El Rulo; cayó a más de ocho metros y el conductor quedó en grave estado. Todos los fines de semana la guardia del Hospital Padilla se llena de motociclistas accidentados; muchos de ellos quedan con grandes lesiones de por vida. Por favor señores funcionarios, cumplan con sus responsabilidades y hagan cumplir estrictamente las normas de tránsito. Así se salvarán muchas vidas.

Arnaldo Grosvald
[email protected]

Multa y falta de cartel indicador

El jueves cuatro de este mes concurrí a cumplir un trámite personal en la Anses, sucursal Concepción, y luego de dar innumerables vueltas en busca de estacionamiento, logre realizarlo en la calle Moreno al 1.200, sobre la mano izquierda. Gran error. En ese momento, había cerca de once vehículos en esa mano, al igual que en la cuadra anterior. Vale la aclaración porque mi carta no es para quejarme por el pago de la multa en sí misma, tal cual cumplí. Es para pedirle intendente que tome los recaudos para que los automovilistas que no somos de la ciudad de Concepción, y por lo tanto desconocemos sus ordenanzas, tengamos la información necesaria a través de carteles ubicados, al menos, cinco cuadras antes, para que otros incautos no sean multados. Esta señalización vertical es muy necesaria. Y lo fundamento: el día que fui a pagar la multa volví a recorrer la calle donde había estacionado mal, y comprobé que había más vehículos sobre ese sector de la arteria que en el contrario y permitido, y de nuevo verifiqué que no había ningún cartel indicativo. Espero que el aporte de mi multa sirva para hacer por lo menos el 50% de un señalizador y el resto lo solventen con el presupuesto del área correspondiente, y al fin esa cuadra pueda tener un cartel indicador sobre la prohibición del estacionamiento.

Manuel A. Sepúlveda
Barrio Martín Fierro
Juan Bautista Alberdi

Dos vocablos: selfies y brecha

Con respecto a la carta del lector Pedro Martínez, me parece totalmente acertada; sin desperdicio alguno, es la pura realidad. Y así es; los mismos políticos reúnen las condiciones para formar y hacer más amplia la brecha. ¿Cómo se van a sacar selfies, haciendole burla al pueblo? Con esta actitud nos dicen: “miren donde ando yo, y ustedes no; al Cadillal pueden ir”. Eso es hacerles “lero, lero”, como dicen los chicos; es burlarse del pueblo. Considero que tienen que ser más prudentes. Hubo varios que hicieron “sus selfies”, entre ellos el secretario de Trabajo provincial, Roberto Palina, mostrando su felicidad y el lugar caro donde estaba (no está mal que uno sea feliz). Pero eso roza la burla al pueblo. La otra selfie famosa es la del ex legislador Roque Alvarez, vaya a saber en qué playa (hermosa por cierto). Sonriente posa con su mujer, mientras el pueblo cuenta la monedita para el pan del día. ¿Si eso no es brecha, la brecha donde está? Debería tener más recato ante el pueblo que los eligió. Un aplauso al señor Martínez, que pintó nuestra realidad de selfies y brecha, con frases claras y precisas, y con todas las letras, sin medias tintas.

Gastón Olea Llanos
[email protected]

La reforma laboral, sin margen

Analizando el artículo 14 bis de la Constitución Nacional, no queda margen para ningún tipo de modificación, reforma, o alteración de los derechos de los trabajadores, salvo alguna mejora, como ser las pendientes de integrar la dirección empresaria, la participación de utilidades y el control de la producción. Mientras en otros países de avanzada se habla de aumentar la participación laboral o la reducción horaria semanal para dar lugar al ingreso de nuevos operarios, nuestro país marcha a contramano con la excusa de bajar el costo laboral y ser competitivos. El Estado nacional, custodio del sector laboral altamente vulnerable, pretende la “reforma laboral”... Es falso de falsedad absoluta. Lo único que logrará es aumentar las utilidades de las empresas, una historia repetida, con cuyas prácticas los precios nunca bajaron. Para ser competitivos, sobre todo para exportar, existen otras variables que son responsabilidad del Estado nacional. El sociólogo francés Jean Jaurez sentía un gran afecto con nuestro país y sus habitantes; estudioso de nuestras costumbres, decía que el ser argentino era poseedor de un gran desarrollo y capacidad mental, y agregaba que así como la flora y fauna son de rápido crecimiento y calidad, se debía fundamentalmente al clima y la posición geográfica, lo que favorece el desarrollo mental. Así se explica la cantidad de materia que estudian los educandos a diferencia del resto del mundo y también la cantidad enorme de autodidactas en artes y oficios. Debido a ello, tanto profesionales como operarios calificados son requeridos por gran parte de los países desarrollados. “Un operario mal pago, vive mal, se alimenta mal, duerme mal, produce peor”, decía. El gran maestro Rogelio Frigerio “abuelo”, nos enseñó: “la economía que no está en función social, deja de ser tal para transformarse en mera especulación financiera”. Otro gran maestro Alfredo L. Palacios, autor de la mayoría de la legislación laboral, sostenía: “las conquistas sociales no son temporarias”, el tiempo le dio la razón, la Constitución Nacional reformada en 1994, consagró los derechos laborales y la declaración universal de los derechos humanos, artículo 75 apartado 22, ambas vinculadas. Los constituyentes en tal sentido establecieron un blindaje que los convierte en invulnerables. La competitividad se logra no reformando ni reduciendo las conquistas sociales, todo lo contrario, hacen falta estímulos para la producción y sus operarios. También son necesarias políticas que contemplen otras variables económicas que nos permitan igualarnos con países exportadores de excedentes altamente proteccionistas. Algunos ejemplos de variables fácticas son, el reintegro de todos los impuestos internos, nacionales, provinciales, municipales o comunales que inciden entre un 50% y 70%; subsidios a productos con gran cantidad de valor agregado o industrias estratégicas que por la gran generación de empleo interesen estimular. Explotar y desarrollar nuestro perfil económico productivo de gran demanda internacional, por ejemplo forestal-ganadero-ictícola; alimentamos alegre y gratuitamente a gran parte del mundo, depredando nuestra plataforma marítima, cuya cifras rondan los U$S 50.000 millones anuales. ¿Negligencia? ¿Decidía? ¿Intereses espurios? ¿Uno u otro o los tres? Considero que hablar de reforma laboral no es más que demostrar falta de imaginación e inteligencia, mezclada con otros intereses ideológicos.

Juan Carlos Bernard
Salas y Valdez 1.250
San Miguel de Tucumán

El saxo del maestro avelino

Es repudiable el accionar de manos inescrupulosas que robaron el saxo que pertenece a la dinastía de un grande, como el recordado maestro Avelino, quién dejó el instrumento como herencia en manos de su nieto. No es ninguna novedad que en nuestra provincia pasen éstas cosas; hace dos años, frente al Catalina’s Park, se llevaron nada menos que el micro de gran porte del cantante riojano Sergio Galleguillo. Allí tenían sus pertenencias, como los trajes, algunos instrumentos, cuatro televisores Led, computadoras y otras cosas más. El rodado apareció a unos kilómetros totalmente desmantelado. Recuerdo que en 1983, en el recreo Los Pinos, de Alberdi, el famosísimo grupo uruguayo Los Iracundos terminó su show, y Hugo Burgues puso su valioso bajo electrónico en el estuche, y sin más el grupo se fue al micro. Allí, constataron antes de salir que faltaba el instrumento y una caja con seis micrófonos Shure. Estimo que quienes realizan éstos actos vandálicos, son personas del entorno artístico. La verdad es que en el caso de la familia del maestro Avelino, será muy triste si no aparece ese saxo que tiene más que el costo del instrumento en sí, un gran valor afectivo. Ojalá aparezca y termine la historia con un final feliz.

Daniel Francisco Leccese
Villa Mariano Moreno
Las Talitas

Comentarios