Un nuevo test detecta ocho tipos de cáncer en la sangre

Hasta ahora no había cómo descubrir precozmente cinco de esos cánceres, entre ellos, el de ovarios. En etapa de validación.

21 Ene 2018
1

LO QUE VIENE. La prueba está siendo validada en estudios a gran escala, paso previo a su llegada al público. cdn.hispantv.com

Ya hace mucho tiempo que los médicos insisten en que el cáncer no es una condena a muerte, y en que, tras la palabra, en realidad se esconden un montón de enfermedades. “Se comportan, se tratan y evolucionan de maneras muy diferentes. De algunas, conocemos las causas... Sabemos también que algunas se pueden prevenir, y otras se curan si se detectan precozmente. Para otros cánceres, lamentablemente, no hay cura al día de hoy”. Esta clarísima descripción es de Matías Chacón, vicepresidente de la Asociación Argentina de Oncología Clínica.

La detección precoz es indispensable: muchos tumores se pueden curar sólo con cirugía, y eso, si se detectan a tiempo, es decir, antes de que hayan comenzado a invadir el organismo. Hasta hace poco no existían pruebas que permitieran detectar velozmente algunos de los cánceres más frecuentes: los de ovario, hígado, estómago, páncreas y esófago. Pero en estos días han surgido buenas noticias, que permiten soñar con un avance en la lucha contra el cáncer: investigadores del Centro Oncológico Kimmel de la John Hopkins University, de Estados Unidos, han desarrollado un análisis de sangre que sirve para detectar ocho de los tipos de cáncer más comunes, que representan más del 60 % de muertes por esa enfermedad en EEUU. Y no sólo eso: también ayuda a identificar su ubicación, informó la agencia Télam.

El análisis, denominado CancerSeek, es una prueba única y no invasiva que analiza simultáneamente la concentración de ocho proteínas cancerígenas y la presencia de mutaciones genéticas por cáncer en el ADN circulante en la sangre, informó el centro por medio de un comunicado, y es capaz de detectar, además de los cinco nombrados, el colorrectal, el de pulmón y el de mama.

“El uso de una combinación selectiva de biomarcadores tiene el potencial de cambiar la manera en que intentamos detectar el cáncer”, señaló Nickolas Papadopoulos, autor principal del trabajo (publicado en la revista Science) y catedrático de Oncología y Patología.

Cómo funciona

“Los tumores vierten en la sangre trozos de su ADN, es lo que se llama ADN circulante, y son marcadores muy específicos”, explicó el oncólogo tucumano Juan José Zarbá.

Y son precisamente esas células las que abren las puertas a esta posibilidad, explicó Joshua Cohen, estudiante de la Facultad de Medicina de la John Hopkins University y primer autor del trabajo. “Para aprovechar esa particularidad desarrollamos un panel genético, pequeño pero sólido, que pueda detectar por lo menos una mutación presente en la mayoría de los cánceres”, explicó.

Las pruebas

Fueron sometidos al análisis 1.005 pacientes con cánceres no metastásicos, pero clínicamente detectados, de ovario, hígado, estómago, páncreas, esófago, colon, pulmón o mama, informa el Resumen (Abstract) publicado en la revista Science.

Y agrega: “las pruebas de CancerSeek fueron positivas en una media del 70% de los ocho tipos de cáncer. Las sensibilidades variaron del 69% al 98% para la detección de cinco tipos de cáncer (ovario, hígado, estómago, páncreas y esófago) para los que no hay pruebas de detección disponibles para individuos de riesgo promedio. La especificidad fue 99%: sólo siete de 812 controles sanos obtuvieron resultados positivos. Además, CancerSeek localizó el cáncer en una pequeña cantidad de sitios anatómicos en una media del 83% de los pacientes”.

Aunque la prueba no detecta todos los tipos de cáncer, sí identifica muchos que de lo contrario no serían ubicados. La mayor sensibilidad (98%) la mostró para cáncer ovárico.

“La gran mayoría de las terapias con las que contamos benefician a una cantidad limitada de pacientes. Si queremos lograr avances en la detección precoz, tenemos que empezar a pensar de manera más realista y reconocer que ninguna prueba puede identificar todos los tipos de cáncer”, advirtió Bert Vogelstein, codirector del Centro Ludwig e investigador en el Instituto Médico Howard Hughes, también de la John Hopkins University.

Método combinado

“Nuestro método combina la posibilidad de observar varias mutaciones de ADN con la detección de las concentraciones de ciertas proteínas”, explicó Cristian Tomasetti, profesor adjunto de Oncología y Bioestadística, quien desarrolló el algoritmo que permite hacer los cálculos. Y en ello radica otra de las ventajas del análisis: a partir de esas proteínas que se emplean como marcadores se puede identificar el órgano en el que se encuentra el tumor.

Expectativas

Los responsables de este hallazgo informaron que la prueba CancerSeek está siendo validada en estudios de detección a gran escala.

“Ahora hay que esperar ese estudio en pacientes sin diagnóstico de cáncer que tengan un alto riesgo de padecerlo, para ver si se puede diagnosticar precozmente la enfermedad antes que se haga clínicamente evidente -destacó Zarbá- Será un gran avance si se confirman estos datos preliminares”.

“Para establecer la utilidad clínica del test y demostrar que puede salvar vidas son necesarios estudios prospectivos de todos los tipos de cáncer analizados en un grupo grande de población”, reconoció Cohen.

“Óptimamente, la detección precoz de los cánceres supondría una curación total tras sólo una operación; pero hasta los tipos que no se pueden curar de ese modo responderán mejor a las terapias sistémicas si existe una enfermedad menos avanzada”, señaló por su parte la oncóloga Anne Marie Lennon, directora clínica de Gastroenterología y directora del Programa Interdisciplinario de Quistes Pancreáticos.

Comentarios