Un libro reúne la profunda obra de Pepe Núñez

Es la nueva propuesta de Ferullo Burke, sello dedicado a la difusión de la cultura tucumana.

21 Ene 2018
1

CATÁLOGO. Daniel Ferullo y algunos libros publicados por la editorial. foto de Gustavo Díaz Spólita

“Como se sabe, Tucumán tiene una larga trayectoria cultural en distintas áreas: música, teatro y, sobre todo, artes plásticas. Desde chico me gustaban los libros y el dibujo. Ahora, de grande, y luego de una extensa carrera en diseño y comunicación -y de la experiencia de vivir largos períodos en Buenos Aires y en Barcelona-, reuní esas dos aficiones y decidí fundar la editorial. Nos especializamos en libros visuales de gran calidad”. Así explica Daniel Ferullo el nacimiento y el desarrollo de este sello netamente tucumano, que ya publicó ocho libros y tiene dos más confirmados para 2018.

El catálogo de Ferullo Burke se articula, hasta aquí, con tres colecciones. Una está dedicada a los maestros de las bellas artes (tomos dedicados a Aurelio Salas, Timoteo Navarro, Raúl Ponce y Carlos Legorburu); otra a los historietistas que hicieron escuela (Gianni Dalfiume y Carlos Vogt); y una a la cultura popular (Ceferino Sirgo).

“Estamos en pleno crecimiento. Esperamos que nuestros libros sean material de consulta y referencia en las artes plásticas o, simplemente, que sirvan como un disfrute para los sentidos. Eso ya justifica nuestro trabajo”, apunta el editor.

Recién salido del horno está “Poesía sin música”, volumen que recoge la obra de una figura clave de la música y de las letras de Tucumán, como Pepe Núñez. El prólogo es de Mario Melnik y la selección de poemas está acompañada por una serie de reflexiones de Gerardo Ramos Gucemas, Juan Falú, Lucho Hoyos, Roberto Espinosa, Dardo Nofal y Eduardo Rosenzvaig. Pensado y desarrollado en conjunto con Alba López de Núñez, viuda de Pepe, el libro incluye fotos y está confeccionado con el máximo cuidado estético, todo un sello de fábrica de Ferullo Burke. La idea es presentarlo durante marzo.

“Editar libros de arte tiene la particularidad de que se trabaja con un material sensible y subjetivo, con artistas, o sus familiares. Es entrar un poco en la intimidad del creador con su obra. Indagar su infancia, su vida, para saber cómo llegó a producir luego su obra plástica -explica Ferullo-. Eso lo hace un trabajo muy particular desde lo personal. Desde lo técnico es muy exigente porque hay que reproducir cada obra lo más parecido al original y hay que ser muy cuidadoso al documentar (fotografiar o escanear) las piezas”.

Comentarios