Según el Gobierno, la pileta del club Prensa no estaba habilitada

En el Ejecutivo prometen más fiscalización.

19 Ene 2018
1

REUNIÓN. La familia de Nahuel escucha al ministro político, Regino Amado. secretaría de estado de comunicación pública

El Gobierno pondrá su atención en el funcionamiento de las piletas de las colonias de vacaciones que se realizan en la provincia. Ese es el compromiso que dieron las autoridades del Poder Ejecutivo, ayer, durante la reunión que mantuvieron el ministro de Gobierno y Justicia, Regino Amado, y la secretaria de Derechos Humanos, Erica Brunotto, con los padres de Nahuel González, el niño de cuatro años que murió ahogado el jueves 11 en su primer día en la colonia de vacaciones en el club Prensa.

“Desde el Poder Ejecutivo vamos a colaborar y a ayudar en todo lo que requieran. Acordamos realizar un trabajo en conjunto entre el Siprosa y las direcciones de Defensa Civil de cada municipio para controlar las habilitaciones y los posteriores controles en cada club”, explicó Brunotto.

La posición del Ejecutivo (PE) se debió a que ayer se dio a conocer también que la pileta del club Prensa no estaba habilitada.

El titular de la Dirección de Salud Ambiental, Walter Castellanos, expresó ayer que la pileta de ese club no tenía la habilitación correspondiente debido a que a la institución le faltaba presentar documentación obligatoria.

“El trámite entró como solicitud el cinco de enero, pero en ningún momento se completaron los papeles”, detalló Castellanos, quien añadió que para obtener el permiso existen requisitos indispensables, como “contar con salvavidas, controlar la calidad del agua, la demarcación de la pileta y, principalmente, que siempre haya un médico en servicio”.

El reclamo de los padres

El abogado de la familia González, Juan Andrés Robles, pidió al Gobierno que “suspenda provisoriamente todas las colonias de vacaciones hasta que se puedan realizar los controles necesarios por parte de los organismos intervinientes”.

En una entrevista con LA GACETA, Robles añadió que la única garantía que tienen los padres al momento de dejar a sus hijos en una colonia de vacaciones es la confianza que tengan en la institución, debido a que casi todas se encuentran funcionando sin autorización.

Carlos González y Carolina Amante, los padres de Nahuel, afirmaron que expusieron su pedido al Gobierno “para evitar que este tipo de hechos vuelvan a ocurrir”.

“Agradecemos al ministro que nos recibió y se puso a nuestra disposición”, dijo la madre. Subrayó que lo que pretenden con este pedido es llevar seguridad a los familiares de los niños que concurren a estos lugares. Una vez finalizada la reunión, los familiares recordaron a su hijo y concluyeron que la donación de los órganos de Nahuel permitió salvar la vida de ocho niños.

En Esta Nota

Regino Amado
Comentarios