"Mi hijo se fue como un luchador y dio vida", dijo el papá del niño que se ahogó en la colonia

Carlos y Carolina, los padres de Nahuel González, fueron recibidos por Regino Amado en Casa de Gobierno.

18 Ene 2018
2

EN CASA DE GOBIERNO. Los papás de Nahuel, antes de entrar al despacho de Regino Amado. FOTO VÍA MÓVIL DE SANTIAGO HERNÁNDEZ / LA GACETA

Los padres de Nahuel González, el niño que falleció tras sufrir un episodio de ahogamiento en la piscina de una colonia de vacaciones, llevaron esta mañana su pedido de justicia a Casa de Gobierno.

Allí, Carolina y Carlos se reunieron con el ministro de Gobierno de la Provincia, Regino Amado, en el despacho del funcionario. Según se supo, le solicitaron que se investigue a fondo la tragedia ocurrida en la pileta de Prensa Club y que se avance con el caso que conmocionó a la provincia y al país en estos días.

El papá de Nahuel, tras salir de la reunión, contó que el día de la tragedia no había nadie del club que le hiciera los primeros auxilios.

"Tuvieron que llamar a un policía que estaba afuera para ayudar a mi hijo. Hubo una irresponsabilidad enorme por parte del club", agregó.

"Le solicitamos al Gobierno que intervenga el Siprosa, además de contactarnos con los padres de los niños que fueron ese día a la Colonia. Mi hijo se fue como un luchador, fue un héroe; el dio vida", cerró. 


“Le pedimos al ministro que suspenda provisoriamente todas las colonias de vacaciones hasta que haya una reglamentación y se puedan realizar los controles necesarios”, explicó a LA GACETA Juan Andrés Robles, abogado de la familia.

Luego, agregó: “la única garantía que tiene hoy un padre cuando lleva a su hijo a una colonia de vacaciones es la confianza en esa gente, nada más. Casi todas están funcionando sin autorización”.

Nahuel murió el viernes pasado después de permanecer internado más de 24 horas. El mediodía del jueves, el niño había caído a la pileta de Prensa Club y permaneció un tiempo -que aún no fue determinado- inmerso. Cuando quisieron rescatarlo ya era demasiado tarde. Las lesiones ocasionadas en su cuerpo -luego de sufrir un paro cardiorespiratorio- complicaron su salud y no pudo recuperarse.


 “Ninguno de los principales responsables del club se acercó a nosotros para hablar. No tenemos odio hacia ellos, somos cristianos. Lo que sí, estamos muy dolidos por la situación”, expresó Carlos a LA GACETA.

Tal como habían anunciado en medio de su dolor, sus papás decidieron donar sus órganos, y ese inmenso acto de amor le salvó la vida a ocho personas.

“Como padres de Nahuel, y a pesar del dolor que tenemos por la pérdida de nuestro amado hijo, queríamos compartir con ustedes la hermosa noticia que recibimos hoy. El director del Incucai nos transmitió que, gracias a la donación de órganos de Nahuel, hoy ocho vidas fueron salvadas, son ocho familias que encontraron la paz”, escribieron sus papás en sus redes sociales, Carolina y Carlos.



Además, con un emotivo video lleno de fotos de Nahuel junto a sus familiares, ellos ahondaron en lo especial de este momento: 

“Dios se llevó a nuestro ‘Nahuelito‘ al cielo, pero Nahuel volvió como una bendición para nosotros y para todas esas familias que hoy calmaron su sufrimiento. Queremos dar las gracias a todos, familia, amigos, a todo el personal del hospital del Niño Jesús por el profesionalismo y el cariño que nos brindaron, al Incucai por el amor, respeto y compromiso con la vida. De nuestra parte estamos muy agradecidos por todo el cariño recibido, que Dios bendiga sus vidas”.

Comentarios