El macrismo apura la reforma del regimen penal juvenil

“Queremos una ley integral, que ya está hecha con expertos”, dijo el ministro Garavano. El tratamiento de la iniciativa había quedado trunco por el proceso electoral del año pasado. Pedido del Presidente.

19 Ene 2018
1

SISTEMA PENAL. Según Garavano, el desafío del PEN es avanzar este año con cambios legislativos de fondo. dyn

BUENOS AIRES.- El Gobierno nacional espera que la nueva ley de responsabilidad penal juvenil sea aprobada este año por el Congreso, luego del parate impuesto al debate por los comicios del año pasado.

Ayer, el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, se refirió a la iniciativa y la calificó como un objetivo del Gobierno para este año. Resaltó que el presidente Mauricio Macri anhela que el proyecto lo comience a abordar en el segundo semestre. “El Presidente hace un seguimiento muy cercano de la gestión del Ministerio de Justicia y el tema responsabilidad penal juvenil es un tema que sería bueno que el Congreso empiece a abordar en el segundo semestre”, planteó el funcionario.

Garavano y Macri se reunieron el martes y analizaron el área judicial, según contó el ministro. “Estuve reunido con él el martes. Considera que la reforma del sistema de Justicia es uno de los grandes desafíos para que nuestro país pueda progresar sobre bases sólidas. Nos está empujando para que avance esta reforma de todo el sistema procesal penal y, luego, la reforma del Código Penal, como dos cosas fundacionales”, aseveró.

Según Garavano, en materia de responsabilidad penal juvenil se busca “una ley integral, que ya está hecha con expertos”, que vaya más allá de la reducción de la edad de imputabilidad. El año pasado se realizaron varios encuentros con expertos para definir, en el marco del programa Justicia 2020, los lineamientos de un nuevo sistema de responsabilidad penal juvenil.

“Este año queremos avanzar con la reforma de todo el sistema procesal penal federal como gran desafío. Y luego, con la reforma del Código Penal de fondo, la ley de responsabilidad penal juvenil”, resumió al puntualizar los proyectos principales de su cartera para 2018.

El ministro resaltó que 2017 fue un año “de mucha actividad” y subrayó que lo importante es “que los casos penales lleguen a juicio oral”. Para el ministro, que la Justicia actúe con celeridad es otro objetivo. “En nuestro país, en casos de corrupción y de criminalidad compleja, incluso en casos civiles y comerciales complejos, hay una lentitud realmente exasperante”, sentenció.

Actualmente, Argentina no tiene un régimen de responsabilidad penal juvenil como lo dispone la Convención de los Derechos del Niño. Rige el régimen penal de la minoridad, establecido por una ley de la dictadura de 1980. Dicha norma establece dos categorías: una, de 16 a 18 años no cumplidos, y otra para los menores de 16 años.

De los primeros dice que son “relativamente imputables”. Se les hace un proceso, pero la sentencia y la pena no se fijan hasta que cumplan los 18 años. La norma ordena un tratamiento tutelar por un año como mínimo, al cabo del cual el juez decide si continúa o no. Si el magistrado considera que el tratamiento tutelar dio resultado, envía al menor con sus padres o representantes legales. En tanto, señala que los menores de 16 son absolutamente inimputables y no punibles. (Télam/Especial)

Comentarios