Lo balearon cuando viajaba en moto con su esposa y su bebé

La víctima permanece internada. El proyectil quedó alojado en un pulmón. Buscan a los violentos asaltantes. Cuatro asaltantes le dispararon a un vendedor ambulante cuando se resistió al atraco.

18 Ene 2018
1

AVENIDA PAPA FRANCISCO. El motociclista volvía de una reunión familiar cuando fue abordado por ladrones. la gaceta / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

Un vendedor ambulante de 46 años permanece internado, con pronóstico reservado, como consecuencia de un disparo que lesionó uno de sus pulmones.

De acuerdo con las primeras averiguaciones policiales, Carlos Ramón Núñez se habría resistido a que le robaran la moto en la que viajaba junto con su pareja y su hijo, de apenas tres meses.

El violento suceso se registró en la madrugada de ayer, sobre la avenida Papa Francisco, a la altura de la rotonda de acceso a San Cayetano, en la zona de donde de los lavaderos.

Familiares de Núñez dialogaron con LA GACETA. Contaron que el hombre regresaba de visitar a unos familiares en La Banda del Río Salí, cuando fue abordado por dos motocicletas en las que se movilizaban cuatro desconocidos. Según explicó a este diario Rocío, su padre le relató que los delincuentes se acercaron empuñando armas de fuego y bajo amenazas de muerte le exigieron que detuviera la marcha.

“Lo encañonaron y en la desesperación, su mujer se arrojó de la moto con el bebé, por suerte ya casi había detenido la marcha. No sé si mi papá los enfrentó o si arrojó la llave de la moto e intentó escapar. En ese momento, le dispararon”, contó la joven.

Los delincuentes huyeron sin lograr su cometido. Mientras tanto, la esposa de Núñez detuvo un taxi, que los trasladó hasta el hospital Padilla. Allí, los médicos constataron que la bala había ingresado a la altura de la axila izquierda y que quedó alojada en el pulmón.

“Habían ido a visitar a unos parientes a La Banda y volvía a su casa en el barrio Juan Pablo I. Es una zona muy peligrosa donde siempre hay robos”, amplió la hija del ambulante baleado.

La joven agregó que María, la pareja de su padre, la llamó por teléfono a las 2 de la madrugada para comunicarle lo que había sucedido y que desde ese momento se quedó junto a su padre.

“De lo poco que pudimos charlar, me dijo que le dispararon y después sintió mucho frío. Entonces, se desmayó, y cuando recuperó el conocimiento, ya estaba internado”, expresó la muchacha.

Ayer, el paciente fue sometido a una serie de exámenes, durante la mañana. En principio, los médicos decidieron no operarlo para extraerle el proyectil, y aguardan su evolución.

“Los médicos nos dijeron que hay que esperar los próximos tres días, porque en este momento una intervención podría ser riesgosa; además, mi papá es diabético, y eso complica el cuadro”, agregó ella. Según las fuentes médicas que, el paciente está consciente, pero su estado es delicado.

Averiguaciones

Durante la mañana, investigadores de la Policía se trasladaron hasta la sala cinco del hospital Padilla, donde la víctima del atraco permanece internada en la cama 13.

Los pesquisas mantuvieron un breve diálogo con la víctima. Luego, se entrevistaron con sus familiares. Basándose en esos datos, intentan dar con los motochorros, quienes huyeron hacia el este tras el ataque.

Robos “Piraña”

En las primeras semanas de enero se registraron otros casos de víctimas de grupos de motochorros, que roban bajo la modalidad conocida como “piraña”. Se trata de robos perpetrados al azar, cometidos por bandas de jóvenes que circulan en varias motos.

El lunes 8 fueron denunciados tres hechos similares, dos en barrio Sur y otro a la altura de Camino del Perú al 1.800. Un albañil de 43 años denunció que fue abordado por 12 motochorros que se movilizaban en seis motos. Los ladrones lo encañonaron y lo golpearon a culatazos para robarle.

En los primeros días de enero, fueron detenidos dos miembros de la “Banda de la Gruta”, un grupo delictivo que serían experto en esa modalidad.

Comentarios