La lucha solitaria de una madre que reclama justicia

La ganadora del Oscar, Frances McDormand, vuelve a ser candidata por su actuación en la elogiada película de Martin McDonagh.

18 Ene 2018

El martes se conocerán los candidatos a los premios Oscar de este año, pero ya aparece la película y la actriz protagónica a vencer, atento a los galardones que vienen cosechando en las ceremonias de la industria del cine realizadas hasta ahora. “3 anuncios por un crimen” llega a los cines argentinos con el prestigio acumulado de haber vencido en los Globos de Oro a mejor película y ser nominada en los Bafta que entrega la industria británica. Por su parte, Frances McDormand obtuvo el Globo de Oro y el premio de la Asociación de Críticos de EEUU por su impecable labor.

La actriz personifica a Mildred Hayes, una madre divorciada que no se resigna a haber perdido a su hija adolescente Ángela, asesinada en un crimen sin castigo y olvidado por la Policía de Missouri. Como forma de protesta y llamado de atención, a un año del asesinato impune, la dura mujer que contiene su dolor y su furia coloca tres carteles en el ingreso del pequeño pueblo donde vive, el tranquilo Ebbing, con mensajes provocadores dirigidos al comisario local, William Willoughby (Woody Harrelson), que generan el debate.

En el camino se puede leer sucesivamente “Violada mientras moría”, “¿Y todavía no hay arrestos?” y “¿Cómo es posible, jefe Willoughby?” El oficial está enfermo de un cáncer terminal, lo que genera empatía entre los vecinos que aislan a la denunciante. Su mano derecha, Jason Dixon (el también premiado Sam Rockwell), se suma activamente en la presión contra Hayes y su familia.

A partir de ese argumento, el director británico Martin McDonagh elabora un drama policial y de misterio, que parte de un hecho real: hace dos décadas, mientras hacía un viaje entre Nueva York y Texas, vio pancartas callejeras con denuncias contra la Policía por su ineficiencia. Esa semilla maduró hasta convertirse en la película, uno de los estrenos más esperados del momento. Como antecedentes se destacan en su legajo “Escondidos en Brujas” y “Siete psicópatas”, donde aparece la violencia mechada con el humor negro, al igual que en “3 anuncios...” ya que es el firmante del guión.

McDormand ya sabe lo que es ganar el Oscar. Lo hizo en 1997, cuando se impuso como protagonista por “Fargo”, el filme dirigido y producido por los hermanos Joel y Ethan Coen (está casada con el primero de ellos desde 1984), que ahora inspiró a una serie de cable homónima. Tanto esa película como la actual son policiales con un fuerte sentido de lo humano; la principal diferencia es que hace dos décadas ella interpretaba a una policía que debía resolver un sangriento secuestro, y ahora es la denunciante.

Hay dos aportes más que completan el cuadro agobiante del filme. El ambiente en el cual se desarrolla la historia es determinante para su sustento, y remite a “Sin nada que perder”, donde los grandes espacios sureños de EEUU resultan opresivos y donde se respira racismo; y la banda sonora de Carter Burwell.

En Esta Nota

Estrenos de cine
Comentarios