Tiros en la casa de Alfaro: algunos hablan de un móvil político y, otros, de un hecho de inseguridad

Legisladores y concejales repudiaron el atentado contra la vivienda del intendente capitalino.

17 Ene 2018
1

SECUELAS. Los vidrios de la casa de Alfaro muestran el impacto de las balas.

Referentes de distintas fuerzas políticas esperan que haya una investigación seria para esclarecer el ataque con armas de fuego a la casa del intendente, Germán Alfaro. El hecho, ocurrido el domingo a la madrugada, fue denunciado por Carlos Sebastián Suárez, un allegado de la familia que está cuidando la casa del jefe municipal durante sus vacaciones.

El legislador Alberto Colombres Garmendia (Pro-Cambiemos) expresó su solidaridad con el intendente, a la vez que repudió el incidente. “Los hechos constituyen un ataque intimidatorio contra una figura pública y contra las instituciones democráticas de la provincia”, planteó. A su vez, instó al Gobierno provincial a tratar el hecho “sin importar banderas políticas ni posicionamientos ideológicos”.

El ministro de Seguridad, Claudio Maley, dijo que, a pedido del gobernador Juan Manzur, se puso a disposición del Intendente. Precisó que Criminalística llevó a cabo los estudios correspondientes en la casa del referente de Cambiemos.

José Luis Avignone, secretario de Relaciones Institucionales del municipio, sentenció que “llaman la atención” las características de la situación. Coincidió con Colombres Garmendia al considerar lo sucedido como una “intimidación”, por lo que sostuvo que “no puede permanecer como un hecho aislado”.

En cambio, la concejal María Dolores Medina Taljuk (Bloque Tucumán Crece) no cree que el hecho tenga un móvil político. Prefirió no emitir más opiniones sin contar con el expediente de la causa, y confió en el trabajo de la fiscalía a cargo. Dante Loza, del mismo espacio político y a cargo interinamente del Concejo Deliberante, dijo que le parece “una cuestión muy seria”, por lo que espera un rápido esclarecimiento.

Raúl Pellegrini (Cambiemos) condenó duramente el hecho. “Estimo y espero que no haya existido algún móvil político porque sería gravísimo”, sentenció el concejal. A su vez, manifestó que lo acontecido demuestra los altos niveles de inseguridad que se viven en la capital. “Antes existían zonas rojas, ahora en todas partes el ciudadano corre peligro. La política de seguridad es facultad de la provincia, la cual ha sido muy mala en los últimos años. Se vive una situación delicada, hay barrios donde la Policía nunca llega a pesar del pedido de los vecinos”, criticó.

En similar sintonía, Federico Romano Norri (h), subsecretario de Gobierno municipal, consideró que “queda demostrado el fracaso de la política de seguridad”, y pidió al Estado provincial que se arbitren “todos los medios necesarios para el esclarecimiento de los hechos”

El concejal Javier Aybar, aliado de Alfaro, trató el ataque a la casa del intendente como un hecho político, por lo que lo repudió como “un acto de cobardía de aquellos que no saben vivir en democracia”.

Ricardo Bussi también manifestó su solidaridad con Alfaro y su familia. “Esperamos que se aclaren los hechos en forma urgente. La inseguridad nos afecta a todos por igual, nos merecemos un Tucumán mejor”, reprochó el concejal de Fuerza Republicana.

Comentarios