Para conducir un “cuatri” necesitás casco, carnet de manejo y VTV

El Gobierno nacional modificó por decreto la Ley Nacional de Tránsito. Son peligrosos y difíciles de manejar, advierten.

17 Ene 2018
1

Esta temporada, antes incluso de que empezara oficialmente el verano, ya fueron noticia: un joven de 30 años había fallecido en Pinamar debido a un accidente en cuatriciclo. No había chocado con nadie; simplemente había intentado hacer una pirueta en los médanos, perdió el control del vehículo y el manubrio le perforó el pecho. Sucedió ante la mirada de su mujer y de su hijo.

En Tucumán el suceso nos trasladó inmediatamente a las villas veraniegas. Cada año, la historia se repite: niños y adolescentes se accidentan en estos vehículos que algunos parecieran ver como juguetes. El caso más impactante se produjo en 2014, en San Pedro Colalao, cuando una nena de 14 años perdió la vida tras estrellarse contra una pared a bordo de un cuatriciclo. Ese triste episodio apuró la sanción de una ley cuyo proyecto dormía en la Legislatura desde 2008. Con ella Tucumán pasó a ser una de las pocas provincias que regulaba, con una norma local, el uso de este vehículo de cuatro ruedas. Hasta ese momento, sólo estaba vigente la Resolución 108/03 de la Secretaría de Comercio Interior de la Nación, enmarcada en la Ley Nacional de Tránsito, a la que no se habían adherido todos los municipios tucumanos.

No son juegos

Según el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi), se trata de vehículos peligrosos y difíciles de conducir. Entre las lesiones que más sufren las víctimas están las fracturas y diversos traumatismos. Las causas suelen ser siempre las mismas: imprudencia de maniobras de quienes los conducen, falta de control de los padres cuando manejan menores, y que quienes los conducen lo hacen sin tomar los mínimos recaudos de seguridad, como el uso de casco y los banderines en la parte trasera (advierten sobre la presencia del cuatriciclo).

La inestabilidad del vehículo y algunos accidentes protagonizados por menores derivaron en que, por ejemplo, el municipio de Pinamar haya prohibido su circulación en las playas del norte del balneario. En esa zona era frecuente observar circulación de cuatriciclos no sólo en la playas, sino también en las rutas, muchas veces en contramano o sobre la banquina.

Nueva norma

Aunque no son exclusividad del verano, durante la temporada estival los accidentes con cuatriciclos se replican.

Para subsanar la falta de normativa específica, el Gobierno nacional impulsó el decreto 32/2018, que modifica la Ley Nacional de Tránsito, y en el que se fijan pautas para el uso y el control de estos vehículos. La obligación de patentamiento y el uso de casco, junto con una licencia especial y la verificación técnica vehicular, son los requisitos que deben cumplir los conductores de cuatriciclos.

Así quedó establecido en el decreto, que ya fue publicado en el Boletín Oficial, aunque aún queda pendiente su reglamentación y que las provincias se adhieran a esta modificación a la ley. El decreto establece también que los cuatriciclos serán considerados “vehículo automotor”, calificación que también alcanza a los vehículos eléctricos de fabricación nacional, y a las bicicletas que tienen sistema de pedaleo asistido.

comentarios