Un albañil fue atacado por una banda de 12 motochorros

Ladrones a bordo de seis motos asaltaron al trabajador en Camino del Perú al 1.800 El obrero esperaba el colectivo cuando fue interceptado. Lo encañonaron y golpearon. Otros casos en barrio Sur

14 Ene 2018
1

DRAMÁTICOS MINUTOS. Romero contó que tuvo miedo de que lo mataran cuando lo encañonaron.

Luis Alberto Romero, de 43 años, es un albañil que vive con su esposa desde hace 16 años en el barrio 11 de Enero, a la altura de Camino del Perú al 1.800. El martes pasado, el trabajador aguardaba el colectivo en una parada de la zona cuando fue sorprendido por 12 sujetos que se movilizaban, de a dos, en seis rodados diferentes.

“Tuve miedo, como nunca, y en lo primero que pensé fue en mi señora y en que seguro me iban a matar, porque me encañonaron y me dieron dos culatazos en la cabeza. Después, me robaron el bolso, donde tenía el teléfono celular, dinero, ropa de trabajo y una campera de River Plate, que todavía estoy pagando en cuotas”, explicó Romero, en diálogo con LA GACETA.

Alrededor de las 7 de ese día, el hombre aguardaba un colectivo de la línea 106 para dirigirse hasta la terminal de ómnibus, ya que luego debía viajar a Raco, donde está trabajando en una obra en construcción. Según su relato, cuando llegó al refugio, también había dos mujeres.

“Primero pasaron seis jóvenes en tres motos; después, aparecieron tres motos más. Tres tipos se bajaron, nos golpearon y amenazaron, después se llevaron todo lo que pudieron. Las mujeres estaban muy nerviosas y lloraban mucho. Fue un momento muy feo”, aseguró.

Una vez obtenido el botín, los delincuentes escaparon a toda velocidad hacia Villa Carmela. En tanto, la víctima regresó hasta su casa, ubicada a pocas cuadras, para reponerse del difícil momento que había vivido.

“Volví corriendo, porque estaba muy nervioso. Para colmo, tuve que pedir dinero prestado para poder ir a trabajar a la tarde”, se lamentó el trabajador.

La denuncia fue radicada en la Comisaría 12ª. La causa fue calificada como “robo agravado”.

En barrio Sur

En la madrugada del 8 de enero, cerca de las 2, Enzo Lezcano, de 26 años, caminaba por Bolívar al 900, cuando fue interceptado por cuatro desconocidos a bordo de dos motocicletas, cuyos acompañantes lo encañonaron y le quitaron dinero y otras pertenencias. Luego huyeron por calle Jujuy, hacia el sur.

En la siesta del mismo día, cerca de las 15, Julieta Troncoso, de 26 años, caminaba junto a su hijo por calle Bolívar, cuando al llegar a la esquina con Las Heras, fue sorprendida por motochorros, que la amenazaron con un arma de fuego y le robaron $ 5.000, que acababa de cobrar. En sede policial contó que los ladrones actuaron rápidamente y con mucha agresividad, para robarle el dinero que había percibido por su trabajo como empleada doméstica

Ambas denuncias fueron radicadas en la Seccional 2ª, a cargo de esa jurisdicción. Las causas fueron remitidas a la Fiscalía de feria, a cargo de María del Carmen Reuter, bajo la figura de “robo en banda”.

Robos “Piraña”

Es una de las modalidades delictivas que mayores dolores de cabeza suele causarles a las autoridades del área Seguridad en la provincia. Atacan en banda, empuñando armas de fuego y con mucha violencia contra sus víctimas. Así operan ahora los motochorros en Tucumán.

Casi no hay barrio en la Capital y en el interior en donde los vecinos no se quejen de que están a merced de estos grupos delictivos, que mantienen en vilo a estudiantes, mujeres, trabajadores y ancianos, quienes son abordados a cualquier hora del día.

Con el tiempo, los ataques motochorros se volvieron cada vez más violentos, hasta regar con la sangre de sus víctimas las calles y rutas tucumanas.

Esa transición fue agravándose, desde los primeros casos de motoarrebatos, hace 10 años; hasta ahora, con los homicidios en ocasión de robo.

Algunos de los hechos denunciados en los últimos días, a los que tuvo acceso este diario, dan cuenta de casos de bandas compuestas por varios motochorros, actuaron al “boleo”.

“Este tipo de bandas operan robando con la modalidad conocida como ‘piraña’. Esa es su especialidad delictiva”, confió un investigador al ser consultado.

“Banda de la Gruta”

Días atrás fueron detenidos en un control vehicular dos miembros de la “Banda de la Gruta”, un grupo delictivo experto en esa modalidad, y con numerosos antecedentes delictivos en la provincia.

Según informaron las fuentes policiales consultadas, los detenidos causaron incidentes cuando los policías los detuvieron para registrar los rodados. Se trata de dos jóvenes, de 18 y 22 años, apodados “Santo” y “Guille”. El primero se movilizaba en una moto Honda Wave y el otro, en una Motomel, cuando fueron interceptados por los policías que realizaban el control.

Comentarios