El deporte en el séptimo arte

En tiempos de Netflix, la oferta para ver títulos relacionados al deporte es cada vez más grande para sus usuarios. Aquí, seleccionamos cinco (de los cuales tres está en esa plataforma) con historias interesantes y que ayudan a sobrevivir a un enero sin tanto en la agenda.

08 Ene 2018

En Colombia la pelota se manchó con sangre

“Los dos Escobar” es un documental realizado por la cadena Espn que relata la vida del narcotraficante Pablo Escobar y la del ídolo del fútbol colombiano Andrés Escobar. La película permite conocer la relación entre el fútbol y el narcotráfico, que se dio en los años 80. Expone cómo el dinero del narcotráfico permitió a la selección y al fútbol colombiano escalar y tomar un lugar significativo en el mundo de la pelota. Puede encontrárselo en YouTube.

El primer equipo colombiano en ganar una Copa Libertadores fue Atlético Nacional de Medellín en 1989. Único amor que compartieron Andrés y Pablo.

Este documental permite ver otra cara del fenómeno colombiano, mostrando la relación entre las muertes de Pablo en 1993 y al año siguiente la del defensor Andrés, por haber convertido el gol en contra que dejó fuera del Mundial de EE.UU. a la selección de Colombia. Los decesos de ambos están unidas, ya que fueron orquestadas por “Los Pepes” (los perseguidos por Pablo Escobar) grupo paramilitar conformado por un ex socio de Pablo y financiado por el Cartel de Cali.

La crónica fílmica sorprende al mostrar cómo el narcotráfico no sólo manejaba a países como Colombia y México, sino que sus líderes tenían la inmunidad y el descaro de influir en resultados de fútbol y hasta organizar partidos privados con las figuras futbolísticas del momento.

En los momentos más oscuros de la historia el deporte siempre fue un respiro y un lugar de resguardo. Colombia no fue la excepción.

El Moto GP también tiene su "pibe de 40"

Un corredor de MotoGP puede alcanzar más de 350 km/h. Un golpe, a esa velocidad, es un riesgo, al que se exponen 23 hombres cada temporada. Pocos son los que cumplen el sueño de llegar y muchos menos los que llegan a conquistar un título. De eso, se encargó de hacer nueve veces Valentino Rossi, quien muy cerca de los 39 años sigue vigente y enamorado de las dos ruedas, en su temporada número 18.

“Alcanzando el Ápex”, es un documental disponible en Netflix que recorre su vida y la de cinco pilotos, de los más trascendentales y veloces de la historia de MotoGP.


Rossi, Dani Pedrosa, Casey Stoner, Jorge Lorenzo, Marco Simoncelli y Marc Márquez son nombres admirables en el mundo de las dos ruedas. El documental permite adentrarse en la preparación de la temporada, disfrutar de los logros de cada uno de ellos y sufrir nuevamente con los accidentes y hasta dejar caer las lágrimas al revivirse el accidente que se llevó la vida de Marco Simoncelli a los 24 años en el Gran Premio de Malasia en 2011.

No importan los 39 años de Valentino ni los 24 de Márquez: el documental muestra que la experiencia no influye en el miedo que suelen tener los pilotos la mañana de los domingos, en cada carrera.

Se trata de un miedo que se desvanece cuando el velocímetro pasa de cero a 100 en segundos y la adrenalina de correr a 350km/h fluye por sus venas. Después de todo, los seis pilotos en los que se centra el documental, saben que en cada prueba están cumpliendo sus sueños.

Distintas maneras de quedar en la historia

Tres son los valores que el Comité Olímpico Internacional (COI) tiene para describir la base de su movimiento: la excelencia, dar lo mejor de uno sabiendo que lo importante es participar y no ganar; la amistad, buscando construir un mundo más pacífico gracias al deporte; y el respeto, a uno mismo, al cuerpo, al otro y a las normas de la competencia.

Justamente ese último de los valores es el que los atletas rusos no han respetaron en este último tiempo y el documental “Ícaro”, se ocupa de demostrarlo. En el registro (se encuentra en Netflix) el director estadounidense Bryan Fogel y el químico ruso Grigory Rodchenkov se adentran en el escándalo internacional de dopaje en Rusia, al que muchos lo llegaron a comparar con la Guerra Fría.


Mientras que en “Ícaro” se ve cómo se lastima a los valores olímpicos en más de una ocasión, en “Volando alto” (Eddie, the eagle) -basada en hechos reales y protagonizada por Taron Egerton y Hugh Jackman- se aprecia todo lo contrario.

“Volando alto” cuenta la historia de Eddie Edwars, un atleta de deporte de invierno que a los 25 años se convirtió en el primer británico en competir en salto en esquí en un juego olímpico.

La película cuenta todas las vicisitudes que tuvo que pasar Eddie para poder concretar su sueño de ser un atleta olímpico. Edwars clasificó a los Juegos de Invierno de Calgary 1988 y aún acabando en los últimos puestos, terminó llenando el corazón y erizando la piel de los fanáticos, que sufrieron y festejaron los pocos logros que este inglés alcanzó. Calgary también fue el escenario de la historia de la película “Jamaica bajo cero”.

Un grande que aceleró cuando no debía

El 1 de mayo de 1994, el automovilismo entregaba una de sus peores y más tristes noticias: la muerte de Ayrton Senna. De ella se harían eco todos. El 2 de mayo LA GACETA titulaba: “Se mató Senna”.

Los diarios no serían los únicos en reflejarla y las noticias no serían la única manera de hacerlo. En Netflix se encuentra el documental “Senna”, que relata la vida de uno de los mejores pilotos de F-1. Ayrton, proveniente de la clase alta de Brasil, es uno de los pilotos más rápidos y más controversiales del deporte motor.

En sus 10 años corriendo, muchas fueron las penalizaciones y los podios que tuvo, pero si de rivales se trata, sólo tuvo uno: Alain Prost. Senna compartió escudería (McLaren) con el francés, lo que no apaciguó la diferencia que los dos grandes de la F-1 tenían. El brasileño era rápido y exigía el auto más allá de su poder mientras que “El Profesor” Prost, era muy meteorológico, correcto y amante del reglamento.

Senna había nacido en San Pablo el 21 de marzo de 1960 y fue campeón del mundo en 1988, 1990 y 1991; corrió 161 grandes premios, de los que ganó 41 y logro 65 “pole positions”. Sus comienzos en el automovilismo deportivo lo recuerdan compitiendo en “Go Kart” ya a los cuatro años; para “trepar” a los 13 al karting, alcanzando en 1978 el título de campeón Sudamericano en el autódromo “El Zonda”, de San Juan.”

Su muerte en el Gran Premio de San Marino en mayo de 1994 era la última de un corredor en pista hasta el pasado octubre de 2014 cuando, 20 años después, fallecía en el Gran Premio de Japón el piloto francés Jules Bianchi.


Comentarios