La SAT suma un aporte de $ 20 millones del Ejecutivo para obras de agua y cloacas

En el último mes, la nueva administración había recibido un crédito de la Caja y un subsidio.

08 Ene 2018
1

AGUA MARRÓN. Un lector del barrio de Villa Urquiza mandó esta foto a LA GACETA en WhatsApp para mostrar que tiene agua, pero no potable.

La nueva administración de la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT), encabezada por el director Fernando Baratelli, sumó un nuevo apoyo financiero de parte del Gobierno provincial.

El titular de la sociedad anónima con participación estatal mayoritaria le confirmó a LA GACETA la recepción de $ 20 millones por parte del Poder Ejecutivo (PE), que serán destinados a la ejecución y reparación de obras de agua y cloacas en la capital y en barrios del interior.

La SAT ya había obtenido fondos frescos en el último mes.

En principio, obtuvo un crédito de la Caja Popular de Ahorros (CPA) por $ 46 millones, que serán cancelados en los próximos cuatro años a través de la retención del cobro de las facturas relativas al servicio de agua y cloacas, que efectúa el ente crediticio estatal.

Baratelli le explicó a este diario que no todos esos recursos irán a parar a obras, ya que la SAT mantenía una vieja deuda con la CPA. Mediante este empréstito, la Sociedad Aguas del Tucumán refinanció ese pasivo. Sin embargo, profundizó el ingeniero, contará con un remanente de unos $ 15 millones para invertir en obras.

Además, la empresa obtuvo un subsidio de $ 5 millones por parte del Poder Ejecutivo en diciembre pasado. El aporte fue girado gracias a una ley sancionada por el Poder Legislativo en la última sesión de 2017. Con estos recursos, explicó Baratelli, se pudo comprar bombas de agua para tener un stock. Estos equipos, señaló el ingeniero, son propensos a “quemarse” en el período estival, sobre todo cuando falla el sistema de alimentación eléctrica. Ahora, la Sociedad Aguas del Tucumán podrá reponer esas bombas sin tantas demoras, se esperanzó Baratelli.

Así, entre el remanente del crédito de la Caja Popular ($ 15 millones) y el subsidio de diciembre del Poder Ejecutivo, la SAT reunía $20 millones como refuerzo financiero. Ese monto se duplicó esta semana.

El viernes, Baratelli recibió la confirmación de que la Casa de Gobierno había girado un nuevo aporte por $ 20 millones.

El ex subsecretario de Obras Públicas consideró que esos fondos podrían ser aplicados entre este mes y febrero, y serían destinados concretamente a resolver falencias en los servicios de agua y cloacas. Y si bien admitió que para avanzar con obras de infraestructura se requieren recursos bastante más abultados, las últimas novedades financieras resultan alentadoras. En ese sentido, agradeció “El apoyo de la Secretaría de Obras Públicas y del Poder Ejecutivo, a través del Ministerio de Economía”.

Esta semana, en una entrevista con LA GACETA, Baratelli había instado también al Gobierno de la Nación al envío de fondos para mejorar el servicio. Según estiman en la SAT, renovar la totalidad del sistema de cloacas sólo en San Miguel de Tucumán se podría requerir de un desembolso cercano a los 500 millones de dólares, aunque estas tareas se podrían hacer por etapas individuales.

Comentarios