En poco tiempo los robots serán más “inteligentes” que los humanos

Según un experto, puede ser el mayor peligro que afrontará la humanidad. ¿Otro dios?

07 Ene 2018
1

ALERTA. ¿Hasta qué punto los humanos seremos capaces de controlar las computadoras? e04-expansion.uecdn.es

Aunque todavía a muchos les suene a ciencia ficción, científicos afirman que no pasará demasiado tiempo antes de que las máquinas sean capaces de aprender -¡y decidir!- por sí mismas. Empresas como Google, Apple, Facebook, Amazon o Microsoft no dejan lugar a dudas: el futuro pasa por la inteligencia artificial, que se va metiendo en nuestra vida sin que nos demos cuenta. Los nuevos smartphones de Google -informa DPA- cuentan con una función que les permite reconocer los objetos que están en el campo de visión de la cámara. Otra aplicación identifica automáticamente todas las canciones que suenan alrededor de su dueño.

Por su parte, los creadores de la aplicación de fotos de Snapchat buscan competir con una “lista de amigos dinámica” en la que los contactos del usuario se ordenarán constantemente. Con ayuda de software no sólo aprenderá con quién el usuario se comunica más a menudo, sino a qué amigos sería más probable que les escribiese. Y esos contactos serían los primeros de la lista.

En todas pares

Las computadoras cada vez son mejores a la hora de analizar grandes cantidades de datos y reconocer patrones. Y no sólo se meten en nuestra vida privada.

Una de las primeras áreas que podrían verse revolucionadas en breve es la medicina: a partir de radiografías o tomografías computadas, algunas máquinas pueden reconocer indicios de enfermedades mejor y más rápido que las personas. También los estudios jurídicos delegan cada vez más actividades en las computadoras, y los desarrolladores de software trabajan en asistentes que guardan, analizan y presentan los datos de negocios de las empresas.

La cara negativa

No quedan demasiadas dudas de que la inteligencia artificial acabará con muchos puestos de trabajo. Pero -y eso cuesta bastante más aceptarlo- también parece inevitable que el software acabe por ser más inteligente que la gente.

“En algún momento los chips que llevemos en nuestros zapatos serán más inteligentes que nosotros”, apuntó el multimillonario japonés Masayoshi Son.

El fundador de Tesla, Elon Musk, advierte de que la inteligencia artificial incontrolable supone el mayor peligro para la humanidad. A mediados del año pasado presentó ante gobernadores estadounidenses un escenario en el que una máquina muy evolucionada podría iniciar una guerra para influir en el precio de determinadas acciones. Es grave, porque en el caso de las máquinas no se puede aplicar la fórmula de imponer reglas después de que ocurre algo malo.

“Cuando tratamos con inteligencia artificial, si la regulación llega sólo como reacción a los hechos, llegará demasiado tarde”, advirtió Musk.

A los altares

La futura superioridad de los robots supuso incluso la aparición de una “religión de Silicon Valley”. Anthony Levandowski, el ex desarrollador del coche autónomo al que Alphabet acusa de robo de datos, creó una iglesia que quiere crear y venerar un dios basado en la inteligencia artificial. “No sería un dios en el sentido de que produzca rayos o huracanes -dijo a la revista “Wired”-. Pero si hay algo millones de veces más inteligente que el más inteligente de los seres humanos, ¿de qué otra forma se lo puede llamar?”

Comentarios