Boca recibió un gran regalo de Reyes

Tevez acordó su salida de China y ya se sumó al plantel.

06 Ene 2018
1

SIN PERDER TIEMPO. Apenas se destrabó su situación con el club chino, Tevez se sumó a la pretemporada de Boca. twitter @BocaJrsOficial

BUENOS AIRES.- Los Reyes Magos le trajeron a Boca el regalo que había pedido: Carlos Tevez. Luego de semanas de arduas negociaciones, el jugador finalmente pudo desvincularse de Shanghai Shenhua y concretar su regreso al “Xeneize” para disputar la segunda parte de la Superliga e ir en busca del gran objetivo: la séptima Libertadores.

La operación de salida del “Apache”, que tuvo lugar en Madrid, no fue fácil y mucho menos barata. De hecho, el propio jugador debió resignar dinero para resarcir al club chino, al que llegó por una cifra millonaria (84 millones de dólares por dos años), pero al que nunca pudo adaptarse: jugó sólo 16 partidos y marcó cuatro goles.

Tevez cedió tres millones de dólares y Boca pagó otros tres, en concepto de un adelanto del contrato por dos años. Esos seis millones que recibirán los chinos representan la cláusula de rescisión que Boca no quiso pagar a fines de diciembre. Si bien Shanghai Shenhua recibirá menos dinero que el que pagó por el pase, se ahorrará 20 millones de dólares por el segundo año de contrato de Tevez.

“Nunca me fui”

Apenas se resolvió su situación, “Carlitos” se dirigió al predio de Los Cardales para sumarse a los trabajos de pretemporada y ponerse bajo las órdenes de Guillermo Barros Schelotto. “Nunca me fui. Estoy con ganas de entrenar y de sumar”, fueron las primeras palabras del “Apache” al llegar en su auto bajo una intensa lluvia.

Tevez, que firmará su contrato el lunes, aseguró que no quiere la camiseta número 10 (hoy en manos de Edwin Cardona) y que usará la 32 durante su tercer ciclo en el club. Es el número que utilizó durante su estadía en el fútbol inglés, donde jugó para West Ham, Manchester United y Manchester City.

Todavía quedan aspectos por resolver: los chinos deben pagarle a Tevez 12 millones de dólares (deuda que está documentada) y Boca tiene que arreglar los números finales del contrato con el jugador (superará los tres millones de dólares) hasta fines de 2019. “Todavía es un jugador libre”, advirtió su representante, Adrián Roucco. (Télam-Especial)

Comentarios