La marihuana recreacional será legal en California a partir del 1 de enero

Uno de cada cinco habitantes de ese estado tendrá acceso a la marihuana legal. Esta regularización incluye la aplicación de una serie de impuestos a la producción y consumo de la hierba, así como multas a quienes no se acojan a las reglas.

30 Dic 2017
1

Seis plantas de cannabis en su casa, y hasta 28 gramos de marihuana entre sus pertenencias podrá portar cada persona mayor de 21 años en California a partir del 1 de enero, cuando entre en vigor la ley que aprueba el uso recreacional de la planta en ese estado de los Estados Unidos.

Así, uno de cada cinco estadounidenses tendrá acceso a marihuana legal a partir del lunes, porque en California viven 39 millones de personas y es el estado más poblado del país. California se convertirá entonces en el sexto estado en permitir la compra y venta de marihuana, después de Colorado, Alaska, el Distrito de Columbia, Oregón y Washington. Nevada, Maine y Massachusetts también esperan unirse al grupo en 2018.

Aunque el uso medicinal de la planta en California se permite desde 1996, como en otros 27 de los 50 estados de la nación, el mercado negro de la hierba crecía día a día en el "Golden State". Por esa razón, en noviembre del año pasado, en el marco de las elecciones generales, los californianos votaron a favor de la "Proposición 64", uno de los múltiples referendos para aprobar medidas como -entre otras- la pena de muerte, el salario mínimo y la indigencia.

El 57% de los votantes aprobaron legalizar y regularizar la venta, cultivo y uso personal de la marihuana entre adultos, lo que incluye la aplicación de una serie de impuestos a la producción y consumo de la hierba, así como multas a quienes no se acojan a las reglas.

La aprobación de la "Prop. 64", como es comúnmente conocida la ley que contiene 62 páginas, vino con el otorgamiento de licencias para quienes quieran dedicarse a la venta de la hierba bajo la vigilancia de la Oficina del Control de Cannabis de California (BCC, por sus siglas en inglés).

El principal objetivo de la oficina es desarrollar esas regulaciones para la producción, venta y consumo del cannabis, como lo ha hecho por más de 20 años con el uso medicinal de la planta en ese estado.

Según la directora de la BCC, Lori Ajax todavía se están tramitando licencias y eso toma algún tiempo. "Sin embargo, hay ciudades como Oakland, Santa Cruz, Shasta Lake y San Diego que ya estarán operando para el 1 de enero", explicó. Sin embargo, la jefa del Bureau recordó que no está permitido el consumo de la hierba en lugares públicos por ningún motivo. "La ley estatal tiene pautas específicas, por ejemplo, no se puede fumar a 304 metros de una escuela o guardería con niños, ni cuando se conduce", detalló.

De acuerdo con el más reciente informe del Arcview Group, organización que impulsa la industria responsable del cannabis, por tercer año consecutivo las ventas legales de marihuana crecieron en el país. "Las ventas minoristas de cannabis serán un 33% más altas que las registradas en 2016 llegando a casi 10.000 millones de dólares este año. Se espera que para 2021, el mercado legal llegue a 24.500 millones", señaló la investigación.

El inminente aumento en el consumo, como sucedió en Colorado desde la legalización en 2012, generará, en paralelo, impuestos de hasta 1.000 millones de dólares anuales que serán utilizados por el estado para desarrollar políticas alrededor de la legalización.

Comentarios