El Concejo de Concepción intima a Sánchez a que le gire plata para funcionar

Castillo, presidente del cuerpo vecinal, le reclama a la Intendencia unos $ 400.000 El jefe municipal negó que haya demorado el envío de fondos y dijo que los ediles duplicaron sus gastos de funcionamiento

29 Dic 2017
1

EN MANOS DE LA OPOSICIÓN. El Concejo está compuesto por una mayoría de peronistas y radicales díscolos. la gaceta / foto de osvaldo ripoll

Un nuevo conflicto profundiza la complicada relación que mantiene el intendente de Concepción, el radical Roberto Sánchez, con el Concejo Deliberante de esa ciudad. Esta vez, el presidente del cuerpo vecinal, el peronista Sergio Castillo, envió al jefe municipal una carta documento mediante la cual lo intima, bajo apercibimiento de iniciarle acciones judiciales, a que en un plazo de 48 horas proceda a la remisión de fondos que -según denuncia- están siendo retenidos indebidamente por el Departamento Ejecutivo y que pertenecen al órgano que él preside.

Concretamente, se trata de unos $ 400.000 en concepto de gastos de funcionamiento de noviembre. Según Castillo, a través de la Secretaría de Hacienda del municipio se le comunicó que esos fondos no serían remitidos en razón de que aún no fue aprobado el proyecto de Presupuesto de este año. A principios de mes, el Concejo rechazó la iniciativa enviada por la Intendencia al considerar que carecía de información precisa sobre los recursos invertidos por la Municipalidad en obras públicas.

El doble

El intendente Sánchez, además de rechazar la falta de cumplimiento y la intimación del edil, aseguró que el municipio este año duplicó lo enviado al Concejo para gastos de funcionamiento.

Precisó que 2016 se le remitieron más de $1,5 millón, mientras que en el transcurso de este año esa cifra se duplicó, ascendiendo a unos $3,2 millones. “Son erogaciones supuestamente para cubrir gastos de buffet y de asistencia social”, observó Sánchez.

El intendente de Cambiemos, visiblemente molesto con el procedimiento de Castillo, insistió en aclarar además que lo reclamado por los ediles está contenido en el Presupuesto 2017 elevado al Concejo Deliberante y que hasta ahora no ha sido aprobado. Por lo tanto, dijo, continúa en vigencia el de 2016, con las ampliaciones presupuestarias correspondientes. “Extraña el modo de comunicación y la intimación realizada ya que hubiera bastado con una simple solicitud para que se le brinde la explicación requerida a través de la carta documento”, se quejó el ex legislador.

Al mismo tiempo, exhortó al cuerpo deliberativo a que se abstenga de realizar imputaciones “que rechazamos -apuntó- por improcedentes”. Castillo, en el documento enviado al intendente, advirtió que la falta de giro de fondos para funcionamiento no se justifica con la falta de aprobación del presupuesto 2017. Incluso, aseguró que el presupuesto del Concejo se encuentra vigente y que, en consecuencia, la Intendencia recibió del Gobierno provincial los fondos que deben remitirse a ese cuerpo. “El presupuesto de ese cuerpo está incluido en el cálculo general y no puede estar en vigencia de forma aislada”, replicó Sánchez.

La carta documento fue enviada por el presidente del Concejo en disidencia con algunos de sus pares. Adolfo Saracho (FpV), ex vicepresidente, sostuvo que no está de acuerdo con la actitud de Castillo. “Nuestro bloque va a denunciar ante la Justicia a Sánchez, pero por otras cuestiones vinculadas con el presupuesto”, adelantó.

En Esta Nota

Roberto Sánchez
Comentarios